.

El sábado 12 de Noviembre convocan manifestación estatal en solidaridad con el pueblo saharaui.


Una delegación del gobierno saharaui y del Frente Polisario participarán en la manifestación, y llamamos a participar en la manifestación que saldrá a las 12 h. de Atocha, según anunció CEAS.

MANIFESTACIÓN ESTATAL 2016. ( #EspañaNoDescoloniza).


El pueblo saharaui lleva más de cuatro décadas exigiendo su independencia, primero del ocupante español y, después, del marroquí. El Estado español vendió en el año 1975 el Sáhara Occidental, pero fue una venta ilegal.

La legalidad internacional no reconoce esta entrega, por lo que el España sigue siendo responsable legal del Sáhara Occidental. Sin embargo, durante todo este tiempo, ningún Gobierno, ni del Partido Popular, ni del Partido Socialista Obrero Español, ha cumplido con sus obligaciones. Son responsables de que la población saharaui se vea obligada a subsistir como refugiada o a ser torturada en los Territorios Ocupados.

El régimen marroquí sigue torturando y violando los Derechos Humanos de la población saharaui en los Territorios Ocupados. La MINURSO renovó su mandato sin incluir entre sus competencias la vigilancia de los Derechos Humanos ni se restableció, siendo una de las pocas, si no la única Misión de Naciones Unidas que no incluye entre sus competencias la vigilancia de los Derechos Humanos.

Es una vergüenza que la comunidad internacional permanezca impasible ante la barbarie. Los crímenes marroquíes están probados. ¡Exigimos a las Naciones Unidas que incluya la vigilancia de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y se pide libertad para todos los presos políticos saharauis.


En los territorios ocupados por Marruecos no se respetan los Derechos Humanos y se mantiene una brutal represión contra la población saharaui: detenciones arbitrarias, torturas, cárcel, muertos y desaparecidos. Marruecos tiene desplegados miles de militares y policías en las ciudades, barrios saharauis, escuelas, institutos, controla las calles, allanan viviendas, e imponen un clima de terror y de miedo.

España debe trabajar activamente para la búsqueda de una solución al conflicto como potencia administradora del Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental, respetando siempre las resoluciones de Naciones Unidas y de acuerdo al Derecho Internacional.