.

El Polisario pide al Consejo de Seguridad de la ONU tomar medidas urgentes y cruciales para poner fin a la escalada marroquí.



El Secretariado Nacional del Frente Polisario ha pedido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas  tomar medidas concretas, “urgentes  y  cruciales” para poner fin a la arrogancia y la intransigencia  marroquí y la urgente reanudación del proceso de  arreglo   de la ONU / OUA para organizar un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.

En una declaración que  coronó  su tercera sesión ordinaria celebrada el 8 y 9 de octubre, presidida  por el Presidente de la República y SG del Frente Polisario, Brahim Gali, el SN  del POLISARIO condenó enérgicamente las violaciones  deliberadas y repetidas de Marruecos  del  acuerdo de alto  del fuego y responsabilizó  al Estado marroquí de las  peligrosas consecuencias de esta escalada  para  la paz, la seguridad y la estabilidad en la región.

El SN del POLISARIO  reafirmó la necesidad de ampliar las competencias de la Misión de las Naciones para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) para  que abarquen  la protección y vigilancia de los derechos humanos y  cumplir su misión principal, a saber, la celebración de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.

También hizo un llamado para permitir el retorno inmediato del componente político y civil de la MINURSO expulsado en marzo pasado por Marruecos y el apoyo a sus capacidades operativas para controlar de manera efectiva y estricta el alto el fuego firmado entre el Frente Polisario y la Reino de Marruecos en 1991 bajo los auspicios de la ONU.

El Frente Polisario reiteró su voluntad de cooperar constructivamente  con los esfuerzos del Secretario General de la ONU y su Enviado Personal, Christopher Ross para la descolonización del Sahara Occidental y permitir al pueblo saharaui  disfrutar de sus derechos legítimos a la libertad  e independencia.

El SN del POLISARIO  pidió  a la comunidad internacional  que ejerza la presión necesaria para liberar a todos los presos políticos saharauis en las prisiones marroquíes, el desmantelamiento del muro de la vergüenza militar de Marruecos y la apertura de las Zonas Ocupadas  del Sáhara Occidental antes los observadores y los medios de comunicación internacionales.

También denunció el vergonzoso apoyo de Francia al ocupante marroquí, en particular en el Consejo de Seguridad.