.

El ejército saharaui intercepta media tonelada de hachís con destino a los campamentos saharauis.

Bir Lehlu. - 4/10/16 - El Confidencial Saharaui.


De nuevo, el muro de vergüenza marroquí queda señalado como trampolín de transporte de drogas desde los territorios ocupados del Sáhara Occidental hasta los campamentos de refugiados saharauis, Argelia y Mauritania.




El Ejército de Liberación Popular Saharaui (ELPS) ha requisado grandes cantidades de hachís y marihuana con destino a los campamentos de refugiados saharauis procedentes de Marruecos. Interceptó un total de  500 kilos de hachís que iban a llegar hasta la provincia de Tinduf donde están asentados los campamentos de refugiados saharauis. Los fardos fueron destruidos.

Habría que recordar en este caso que ya a finales de septiembre el ejército saharaui informó de una operación, similar en el modo pero inferior en la cantidad, en la que incautó 465 kilos de hachís con 11 personas implicadas en una red de tráfico de drogas con el mismo destino (campamentos saharauis ).

Como ya viene siendo un modus operandi habitual, la droga que ha sido incautada viajaba en vehículos 4×4 tipo Toyota Land Cruiser e iba con destino a las Wilayas (provincias de los campamentos), donde pasaría a Argelia y el resto de países vecinos.

Además de esta cantidad, se hallaron otros 25 kilos del mismo estupefaciente ocultos en un zulo y el resto de la droga fueron localizados en un sitio de Bu-Guerba.

En la operación, que se ha llevado a cabo en varias fases, los efectivos del ejército saharaui han intervenido en total de más de 500 kilos  de hachís, 12 kilos de marihuana, dos vehículos en la misma semana.