.

El Aaiún cercado, el ejército marroquí se prepara para realizar ofensivas contra los saharauis.



El Aaiún, capital administrativa del Sáhara Occidental, se ha convertido este sábado en un auténtico campo de batalla entre las fuerzas de ocupación de Marruecos y la población civil saharaui levantada contra la ocupación de su territorio, tras la brutal intervención por parte del ejército y la policía marroquí en una manifestación pacífica durante la visita de un funcionario de la ONU.

Según han informado este domingo diversas fuentes saharauis, desde el territorio y en los campamentos, recogidas por El Confidencial Saharaui, al filo de las 18:20 horas (hora local)  la bandera saharaui ondeaba en la Avenida de Smara, en medio de enfrentamientos sangrientos entre la policía marroquí y civiles saharauis que habrían provocado varios heridos pero las cifras aun son confusas.


El Aaiún está totalmente cercado por el ejército marroquí y el número de Fuerzas Auxiliares y la policía aumenta por momentos.

Ante esta amenaza, la respuesta de los ciudadanos saharauis ha sido la de “no rendir”. A la entrada de El Aaiun, más de treinta camiones antidisturbios bloquean la entrada de la ciudad pero los saharauis intentan romper ese bloqueo.

En estos precisos momentos los saharauis están sentados en el suelo haciendo una cadena humana, unos trescientos cincuenta personas que se dirigen hacia el centro de la ciudad.


La situación es tan alarmante que se teme se produzca un genocidio entre la población saharaui.

Los enfrentamientos comenzaron al atardecer y se prolongaron durante la noche. La situación es muy confusa. Las fuerzas de seguridad marroquíes cargaron con dureza, especialmente contra los manifestantes que se oponen a la ocupación marroquí. 

Fuentes saharauis en El Aaiún hablan de 12 heridos, entre ellos un menor de edad. Además, según las mismas fuentes, hay 12 detenidos, 3 heridos cuya gravedad se desconoce y varios desaparecidos, entre los que no saben si hay más víctimas. De momento la situación en El Aaiún sigue siendo tensa.