.

Activista saharaui denuncia las torturas de la policía marroquí y pide ayuda a organismos internacionales.

El Aaiún. - 22/10/2016 - El Confidencial Saharaui.

El joven saharaui denuncia haber sido torturado por policías marroquíes: “Me ataron, me colgaron por el cuello y me golpearon por todo el cuerpo hasta que me desmayé”. Pide a los Organismos Internacionales de Derechos Humanos asistencia jurídica.



Los territorios del Sáhara Occidental se consideran una gran cárcel bajo la ocupación marroquí después de que España traicionara el pueblo saharaui vendiéndolo ilegalmente a Marruecos y Mauritania.

Entre las graves violaciones de Derechos Humanos que sufre la población saharaui, nos referiremos a los jóvenes que constantemente se hallan en serias situaciones marginales debido al saqueo de las riquezas naturales del Sáhara Occidental (fosfatos y pesca y otros minerales) por parte de los colonos marroquíes.

Esta estrategia favorece al gobierno marroquí mientras que obliga al joven saharaui a emigrar de forma ilegal a Europa, poniendo su vida en peligro en busca de una vida mejor y escaparse así de una lenta agonía.

La grave situación del activista saharaui Jalihena Abdelaziz Assabi, nativo de Bojador es un claro ejemplo, entre muchos casos, del desempleo sistemático y la tortura que sufren estos jóvenes por reclamar legítimamente el derecho de autodeterminación que a su vez forma parte de los derechos humanos. Abdelaziz nos relató todo lo que ha sufrido;

Fue detenido por primera vez en el año 2011 y fue torturado durante más de cinco horas y como consecuencia perdió el conocimiento. El 19 de marzo de 2016 ha sido detenido por segunda vez, juntos a otros compañeros, y se repite la misma calamidad, un grupo de verdugos marroquíes disfrazados de civiles vuelven a torturarle en plena calle en El Aaiún ocupado.

Todo sucedió a raíz de una manifestación en la que reivindicaba la libertad de los presos políticos saharauis de Gdeim Izik y el expolio de los recursos naturales saharauis.

Jalihena Abdelaziz Assabi es un activista saharaui y bloguero que reclama tanto a los organismos Internacionales de Derechos Humanos como a España, como potencia colonizadora, la vigilancia de los Derechos Humanos y la protección de este herido país.