.

Un artículo de 'El Diario' acusa a los saharauis de ser terroristas, fracasados y asesinos.


En un artículo publicado el 11/9/16 en el periódico digital 'El Diario' cuyo título es ''Sahara: arena, dolor y eternidad'' escrito por el periodista Jorge Baptista Prats se vierten graves acusaciones contra la población saharaui y su gobierno. El artículo se puede leer AQUÍ.

El artículo comienza con una breve descripción de cómo se originó el conflicto saharaui y desde ahí comienza un volcado de mentiras y graves acusaciones contra el pueblo saharaui y su gobierno.

La primera de muchas es cuando afirma que el Sáhara Occidental no ha logrado nada positivo en estos 40 años de lucha, añadiendo incluso que los miembros de la UA tienen intención de expulsarle. Haremos un guión; la RASD es miembro fundador de la OUA y hace dos meses el Vicepresidente de la Comisión de la Unión Africana rechazó la incorporación de Marruecos. El mencionado artículo también señala que el Polisario no ha logrado ni el apoyo de su vecino, Argelia. Solo durante este año, el Primer Ministro argelino, declaró públicamente 3 veces el apoyo de Argelia hacia el pueblo saharaui y a un referéndum de autodeterminación. Cabe recordar que durante la Cumbre de la Unión Africana destacaron que la RASD es un miembro fundador de la OUA y por ello no puede ser expulsado.


La segunda acusación es contra el presidente saharaui, Brahim Ghali y de nuevo, contra la mismísima RASD, llegando a reconocer que ésta no representa al pueblo saharaui, cuando en las pasadas elecciones tras la muerte de Mohamed Abdelaziz, Brahim Ghali ganó las elecciones con el 93.19% de los votos.



La tercera acusación y la más grave, es que los saharauis que viven en los territorios liberados y campamentos de refugiados son reprimidos y viven en una dictadura. Es absolutamente una incongruencia que se acuse al Polisario de ser una dictadura cuando en su propio país celebran elecciones y todos los Congresos Extraordinarios son públicos. La cosa no acaba aquí y acusa al Polisario de ser unos manipuladores por prometer al pueblo la independencia o el martirio, cuando esto es una frase dicha por el mártir Luali Mustafa Sayed en plena guerra contra Marruecos y que se usa como frase simbólica para, en primer lugar exaltar la figura de Luali Mustafa Sayed y todos los mártires saharauis y, en segundo lugar, es muy dicha por los militares saharauis para reconocer que están dispuestos a morir por la independencia. El párrafo acaba con la reciente expulsión del representante del Polisario en Argentina, el autor antepone que el Sáhara Occidental no está reconocida por Argentina a que un ciudadano saharaui no se le permitió la entrada a El Aaiún ocupado, pero claro, la dictadura es el Frente Polisario y no Marruecos, donde nadie puede opinar nada de la corona alauita, los ministros son nombrados a dedo por el rey Mohamed VI y los periodistas y periódicos críticos son detenidos y clausurados, pero para el autor, la verdadera dictadura es el Sáhara Occidental.


La cuarta acusación y no menos grave que la anterior es que señala al Frente Polisario como un asesino serial que acabó con la vida de 17 tripulantes de un pesquero español en aguas del Sáhara Occidental en 1980. Cabe destacar que durante la guerra, los combatientes del Frente Polisario no poseían barcos, corbetas ni nada por el estilo que se sumergiese en el agua. Un cadáver perteneciente al pesquero español desaparecido fue hallado por un barco coreano atado de pies y manos y con signos de tortura, los coreanos avisaron inmediatamente a la Marina marroquí del hallazgo, la respuesta de los marroquíes fue que lo arrojaran de nuevo al mar. Los coreanos, impresionados preguntaron a los marroquíes si este cadáver podía pertenecer al pesquero español desaparecido, los marroquíes contestaron que no y que no tenían conocimiento de que un pesquero español había desaparecido. Todos conocemos qué país es conocido por sus brutales torturas que han provocado centenares de muertes y que ha sido denunciado por Human Rights Watch y Amnistía Internacional entre otros. Pero el autor, insiste en acusar al Polisario del autor material de los asesinatos de españoles. 


La quinta acusación reitera que cualquier rebeldía es reprimida por fuerzas saharauis, totalmente falso. Incluso alcanza a decir que la sección más dura del ejército argelino impone sus medidas, cuando el ejército argelino jamás ha entrado a los campamentos de refugiados a hacer daño, todo lo contrario, a ayudar, véase en las inundaciones del pasado año. Evacuaron a miles de saharauis además de repartir alimentos. En cambio, Rabat ha conseguido progreso social y económico en las ciudades ocupadas de Dakhla y El Aaiún, maravillosas estructuras dice el autor. Obviando la situación de represión que se vive a diario, donde los saharauis sufren palizas por parte de las fuerzas marroquíes si se manifiestan o sacan consignas que reivindican la independencia o banderas del Sáhara Occidental, pero para el autor el país que reprime la disidencia y que vive en estado permanente de dictadura son los saharauis en los campamentos de refugiados. Acaba incidiendo en la pésima gestión de la ''guerrilla del Frente Polisario'' cuando gracias a sus políticas de sanidad se ha acabado con la mortandad infantil y se han logrado mejoras hospitalarias, ademas de las medidas de educación impuestas que están venciendo totalmente al analfabetismo, afirmado por la UNESCO. Impresiona la visión cegada del autor del nefasto artículo publicado en El Diario.


El autor ya alcanza un grado de ignorancia sobre el Sáhara Occidental absoluto. Reconoce que España no debe ser culpada por abandonar los saharauis ya que eso fue hace mucho tiempo, a pesar de que las consecuencias son vigentes, además señala que sería una locura dejar al Polisario al frente de su propio territorio, que lo ocuparía Argelia o el mismísimo ISIS. Concluye declarando y elogiando el muro minado que ha construido Marruecos en el Sáhara Occidental ''Muro de la Vergüenza'' afirmando que es un muro protector que defiende a todo Marruecos y a Europa de ataques del Polisario y de la llegada de terroristas a España.


Este artículo está completamente lleno de acusaciones sin pruebas, falsedades y opiniones escrito por el periodista Jorge Baptista Prats y no representa la opinión de todos los españoles sobre el Sáhara Occidental ni mucho menos la de EL DIARIO sobre lo que es un tema candente y delicado en el que España juega un papel muy importante, además de ser un conflicto bélico actualmente en curso. 

Asimismo, EL CONFIDENCIAL SAHARAUI reconoce que la finalidad de este artículo es de carácter informativo y/o divulgativo y no de carácter publicitario y/o propagandístico.