.

Los campamentos saharahuis viven una situación difícil a nivel humanitario tras los últimos temporales.



El ministro de Cooperación Saharaui, Bulahe Sid, ha alertado este martes sobre la "situación difícil" en la que se encuentran los campamentos de refugiados saharuis tras los temporales del año pasado y el último del mes de agosto.


Bulahe Sid se ha expresado así ante los medios antes de reunirse con el Intergrupo Parlamentario Paz y Libertad para el pueblo saharaui formado por representantes de todos los grupos parlamentarios de la Junta.

Acompañado por el presidente de la Junta, Pedro Sanjurjo, ha agradecido la solidaridad y la ayuda a su pueblo prestada tanto por parte del Principado como por la sociedad asturiana.

Sid ha explicado que la mala situación en la que se encuentran los campamentos se debe al "déficit de ayuda humanitaria de organismos internacionales" que padece el pueblo saharahui, los problemas derivados de vivir 40 años" en el desierto y finalmente la Naturaleza, donde los temporales han afectado a infraestructuras básicas como escuelas, hospitales y dispensarios.

No obstante, ha señalado que la población ha sido la más "duramente" afectada ya que las tiendas de lona y las casas construidas de adobe "no han podido resistir este temporal".

Sanjurjo ha manifestado que la solidaridad asturiana con el pueblo saharahui se "expresa con ayuda que se refleja en los presupuestos de la comunidad", aunque ha resaltado que "siempre es insuficiente" pero sumada a "otras muchas" contribuye "a mantener los niveles de atención básica en los campos de refugiados".

El presidente de la Junta ha querido destacar que la "solidaridad" del parlamento asturiano "no es solamente retórica sino que es material, es humana, es de contacto y de relación". En ese sentido, ha resaltado que la posición de la sociedad asturiana es "univoca" y la postura en la Junta "unánime" por parte de todos los grupos.

En este punto, ha apuntado como es "difícil poner de acuerdo a todos los grupos, pero en esta ocasión lo logramos", ha señalado refiriéndose al Intergrupo.

REIVINDICACIONES DEL FRENTE POLISARIO.

El ministro de Cooperación, Bulahe Sid, ha pedido que Marruecos ponga fin a la "violación flagrante" de los acuerdos del alto el fuego de 1991 que lleva a cabo en la parte sur de la frontera del Sáhara con Mauritania.

Así, ha exigido que Marruecos vuelva a las posiciones establecidas por la ONU en el alto fuego y ha pedido a la comunidad internacional la "condena enérgica de esa violación" de los acuerdos.