.

Ban Ki-moon reconoce el fracaso de la MINURSO en un nuevo informe.


Nueva York, 15/09/2016 - El Confidencial Saharaui.


Naciones Unidas.

  • Ban Ki Moon presentó este miércoles un informe sobre el Sáhara Occidental y Palestina.
El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, reveló en un nuevo informe sobre la cuestión saharaui lanzado este miércoles, que su enviado personal al Sáhara Occidental, Christopher Ross, comentó a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU la gravedad de la situación en el sur del Sáhara Occidental como consecuencia de la situación de estancamiento y el fracaso actual para alcanzar una solución a la cuestión del Sáhara Occidental.



El informe difundido ayer miércoles 14 de septiembre pone de entrada la importancia de la negociación sin condiciones previas y de manera diplomática también instaba a las partes, El Frente Polisario y Marruecos, a superar las propuestas de ellos mediante la búsqueda de nuevas soluciones innovadoras que ayuden a avanzar hacia una "solución política mutuamente aceptable, que prevea al pueblo saharaui a la autodeterminación".

El Secretario General de las Naciones Unidas reconoció ayer en un nuevo informe el fracaso de la la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) que fue creada mediante la resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad el 29 de abril de 1991, de acuerdo con las propuestas de resolución, tal como aceptaron el 30 de agosto de 1988 Marruecos y el Frente Popular para la Liberación de Saguía el-Hamra y de Río de Oro (Frente POLISARIO) (UN).

Después de la firma del alto el fuego, las Naciones Unidas envió una misión llamada MINURSO para supervisar el proceso para organizar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental.

El mandato original de La MINURSO era:

- Supervisar la cesación del fuego;

- Verificar la reducción de tropas de Marruecos en el Territorio;

- Supervisar la restricción de las tropas de Marruecos y el Frente POLISARIO a los lugares señalado;

- Tomar medidas con las partes para asegurar la liberación de todos los prisioneros políticos o detenidos del Sáhara Occidental;

- Supervisar el intercambio de prisioneros de guerra (Comité Internacional de la Cruz Roja);

- Hacer efectivo el programa de repatriación (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados);

- Identificar y registrar a las personas con derecho a voto;

- Organizar y asegurar la realización de un referéndum libre y justo, y dar a conocer los resultados.


Aunque la organización del referéndum aún no ha sido posible hasta la fecha, el Secretario General de la ONU reconoce el fracaso de la misión por no efectuar el papel para el que fue creada.

El informe del Secretario General de la ONU advertía que en la tercera comisión de las Naciones Unidas que se celebrará en las próximas semanas se discutirá "que la pérdida de confianza en la búsqueda de una solución al conflicto saharaui-marroquí podría empujar a los jóvenes en los campamentos de refugiados a buscar alternativas como la vuelta a las armas.''

Ban Ki-Moon dijo en su informe que el Consejo de Seguridad de la ONU aborda la cuestión del Sáhara Occidental como una cuestión relacionada con la paz y la seguridad.

La Cuarta Comisión de la Asamblea General, la dirección de la Comisión de Política Especial de Descolonización y la MINURSO concluyen de forma unánime que con la aplicación de la Declaración Sobre la Concesión de la Independencia a Países y Pueblos coloniales, la cuestión del Sáhara Occidental es una cuestión de descolonización.

El Secretario General de la ONU destaca que ya ha llegado el momento para alentar a las partes a comprometerse seriamente con el proceso de negociación, destacando que el conflicto del Sáhara Occidental podría dar lugar a la exposición de la región a un serio riesgo extremadamente real.

Reiteró que tuvo que visitar a la región (los campamentos de refugiados saharauis y territorios liberados ) para dar un nuevo impulso al proceso de negociación, dijo Ban en su informe.

El informe dijo que la visita también sirvió como una expresión del compromiso personal del Secretario General y su participación invitando a mostrar más voluntad política, para así volver a la mesa de negociaciones antes
.