.

El pueblo saharaui celebra el primer día de la Fiesta del Cordero.

Campamentos de refugiados. - 12/9/16 - El Confidencial Saharaui.

Hoy los saharauis están de celebración en los campamentos de refugiados, conmemoran la Fiesta del Cordero, en la que miles de carneros y también camellos serán degollados para recordar cómo Ibrahim, según la tradición musulmana, sacrificó a su hijo Ismail por amor a Dios. Miles de refugiados saharauis iniciaron la festividad a primera hora de la mañana con la oración del Eid en la Wilaya de Smara. El día también se aprovecha para visitar a los familiares, los vecinos y las personas que están enfermas.



Mohamed Lamin Jalihenna, joven de 20 años de edad, explicó a El Confidencial Saharaui que trabaja degollando carneros desde los 14 años, una "afición" que complementa con su sueldo de vendedor en su tienda. "No impongo un compromiso previo con los clientes, cada uno me da lo que quiere", dice. Esta cantidad, según varios hombres que contratan sus servicios, oscila entre los 1000 dinars (6€ aproximadamente). Con esa cantidad de dinero Mohamed Lamin compra su vestimenta para la fiesta. En el barrio donde ha acudido nuestro corresponsal, los vecinos aclamaron la llegada del carnicero, quien, ayudado por varios jóvenes voluntarios, degolló varios corderos y cabras. 

"Reparto la carne entre los vecinos, los familiares y los pobres", dijo a El Confidencial Saharaui Mohamed Buzaid, un comerciante de 44 años propietario de un ganado de corderos y cabras.

Los menos favorecidos no pueden permitirse la compra de un carnero que, como mínimo, cuesta alrededor de unos 250 Euros, por lo que se ven obligados a esperar a que los vecinos y parientes le den un tercio de su cordero o cabra, ya quela limosna es una tradición saharaui muy desarrollada entre los saharauis refugiados.

Los vecinos argelinos celebran la fiesta a lo grande en sus casas y en la calle, en la calle salen los niños vestidos con sus mejores galas y las chicas con las manos llenas de "henna", que consiste en un tatuaje temporal de flores y mandalas.

Más de dos millones de musulmanes que cumplen este año con la peregrinación o "hach", entre ellos 14 saharauis, que ya han ascendido al monte Arafat, lanzado guijarros contra columnas de piedra que marcan las tentaciones del diablo, y dar la vuelta siete veces a la "Kaaba"