.

El Polisario reprocha al Consejo de Seguridad su falta de firmeza ante Marruecos.


MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) - El Confidencial Saharaui.

El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha reprochado en una carta a la ONU que el Consejo de Seguridad de la ONU no haya tenido una posición "fuerte, clara y firme" ante Marruecos en lo relativo a las obras de ampliación de una carretera en la región de El Guergarat, que corresponde a la zona bajo control de los independentistas saharauis.


Ghali pide así "poner fin a las decisiones de desacato marroquíes", ya que lo contrario "significa desatar tales comportamientos imprudentes que podrían conducir a peligrosos acontecimientos que afectan a la paz, la seguridad y la estabilidad de toda la región", según recoge la agencia de noticias saharaui.

La carta, dirigida al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, exige medidas para el cese "inmediato" de las obras. "Es una nueva provocación y refleja la persistencia de Marruecos en su intransigencia" en lo que respecta a un territorio que, ha recordado Ghali, se encuentra bajo la protección de la ONU a la espera de que culmine el proceso de descolonización.

El Frente Polisario considera que las obras de remodelación y asfaltado de una carretera en territorio formalmente bajo control del Polisario suponen un incumplimiento del acuerdo de alto el fuego de 1991. El acuerdo prevé que cualquier cambio en el territorio de esta índole debe ser pactado por ambas partes.

La entrada de las fuerzas de seguridad marroquíes tuvo lugar el 15 de agosto con el objetivo declarado de "limpiar la zona de contrabandistas y terroristas", según anunciaron las autoridades de Marruecos.

Naciones Unidas ha desplegado a un equipo de observación en la zona para comprobar los movimientos de la Gendarmería Real de Marruecos y de la unidad de combatientes del Frente Polisario presentes en la zona, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

El Guergarat se encuentra bajo control de Marruecos y es el principal puesto fronterizo con Mauritania. Rabat considera la zona entre el puesto y la frontera con Mauritania como 'tierra de nadie', mientras que el Frente Polisario lo considera territorio propio.