.

El ejército marroquí no ha avanzado ni un solo milímetro en El Guerguerat.



"El ejército saharaui afirmó hoy a ECS que la carretera que emprendió el ejército marroquí el pasado día 14 de agosto, se encuentra paralizada y que el ejército marroquí no ha avanzado ni un milímetro en la zona desde que el ejército saharaui se hizo con el control de la región y paralizó por completo las obras. La zona se encuentra en una fuerte tensión y en cualquier momento puede estallar", agregó nuestra fuente.

La tensión entre los dos ejércitos, saharaui y marroquí, sigue aumentando en la frontera sur del Sáhara Occidental, después de que este miércoles el portavoz de Ban Ki-moon haya anunciado que no hay avances en las negociaciones entre las dos partes que se encuentran a tan solo 120 metros de diferencia.

Nuestra fuente dijo que las tropas no se retiren a menos que las fuerzas de ocupación marroquíes vuelvan a sus posiciones  fuera de los territorios liberados y que están preparados para cualquier intervención. 

Marruecos emprendió el asfaltado de una carretera en los territorios liberados del Sáhara Occidental con la intención de controlar el contrabando de tráfico de drogas, un movimiento desmentido por las autoridades saharauis, que han respondido reforzando sus tropas y colocándolas en “alerta máxima”.

La MINURSO desplegó observadores militares no armados en el terreno para interponerse entre las partes y altos funcionarios de la ONU "emprendieron un diálogo con las partes y los países directamente concernidos para aconsejar moderación e identificar las posibilidades de resolver esta crisis, según anunció ayer Dujarric.

Esta escalada de tensiones es una de las más graves de los últimos años, tras una relativa calma entre El Frente Polisario y Marruecos desde que se cerraron los acuerdos de paz para frenar los enfrentamientos bélicos.