.

Regresan a los campamentos el primer grupo de niños saharauis acogidos por familias catalanas.


Un primer grupo de 70 niños saharauis del "Programa Vacaciones En Paz" que han pasado el verano en diferentes localidades de la comunidad de Cataluña regresan a sus casas en los campamentos de refugiados saharauis con las maletas llenas de recuerdos.


Imagen de Susana Sanahujes.

Un programa que ha permitido que estos pequeños, con edades de entre los 8 y 12 años, disfruten de un verano alejados de las altísimas temperaturas que se alcanzan en los campamentos durante el verano, que rondan los 50º.

Durante dos meses los niños y niñas saharauis han recibido del cariño y el mimo de las familias catalanas y han disfrutado del ocio y del tiempo libre, lejos del conflicto y las carencias de los campos de refugiados saharauis.

Con pasaporte colectivo, porque carecen de uno propio, una total de 5800 niños saharauis, de entre 8 y 12 años, cambian en verano la arena del desierto por los paisajes de España, donde disfrutan de sus vacaciones con una familia de acogida y pasan un reconocimiento médico, perfeccionan el español y se divierten.

Cerca de 450 niños y niñas procedentes de los campamentos de refugiados saharauis han disfrutado de un verano en la Comunidad de Cataluña.

Después de unas vacaciones en paz, lejos del calor de la hamada argelina, en el que han encontrado amigos, han podido jugar y aprender con otros niños y han descubierto lugares nuevos para ellos, toca hacer las maletas.

Llega el momento de las lágrimas y del adiós, aunque en la mayoría de los casos el contacto nunca se pierde.

Gracias al programa «Vacaciones En Paz 2016» regresará esta tarde a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) un total de 70 niños que llegarán esta noche al aeropuerto de Tinduf.

Imagen de Susana Sanagujes.