.

Puente destaca el compromiso del Ayuntamiento con el pueblo saharaui ante los niños que pasan el verano en Valladolid.


Castilla y León.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha destacado este jueves el compromiso del Ayuntamiento de la ciudad con el pueblo saharaui en la recepción que ha ofrecido a buena parte de los 35 niños procedentes de los campos de refugiados que pasan el verano en la provincia vallisoletana.

En este sentido, tanto Puente como la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero como el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en Valladolid, Rufo Martí, han recordado que a finales de 2015 el Consistorio aportó una ayuda de emergencia para paliar los efectos de las importantes riadas que sufrieron los campos de refugiados.


El regidor se ha dirigido a los pequeños, que se encuentran en la ciudad y la provincia hasta finales de este mes, y ha manifestado su deseo de que la relación entre el Sáhara Occidental y Valladolid se mantenga e incluso "incrementen los lazos de unión" gracias a los escolares que pasan los veranos aquí.

"Es positivo para nuestra ciudad y para vosotros, ya que os aportará el conocimiento de este país que tan importante y tanta relación histórica ha tenido con vuestra tierra", ha recalcado el regidor vallisoletano.
  • Por su parte, la edil de Servicios Sociales ha reflexionado que estos pequeños que pasan el verano en Valladolid son "ejemplo" de que "a veces" la vida no plantea situaciones fáciles, lo que obliga a "hacer un esfuerzo".
Mientras tanto, Rufo Martín ha agradecido especialmente la colaboración del Ayuntamiento de Valladolid porque, además de acoger hoy a los pequeños colaboró con los pobladores de los campamentos ante las graves inundaciones que sufrieron a finales de 2015. Así, se destinó una subvención directa de 5.000 euros para intentar paliar los efectos de las mismas.

En aquel momento, el Ayuntamiento y la Asociación hicieron un llamamiento para que hubiera más familias que acogieran pequeños saharauis en verano y, de hecho, la cifra de niños presentes en la provincia ha pasado de unos 20 en 2015 a 35 este año.