.

ONG española: Marruecos es un "refugio de pederastas".


Según la denuncia, los turistas llegan a este país para cometer abusos infantiles ante la poca protección que ofrece el gobierno a los menores.


Marruecos "se ha convertido en un refugio para los pederastas" lamenta este viernes en un comunicado la asociación "No toques a mi hijo", publicado en reacción a la red de pornografía infantil desmantelada el martes pasado en Cataluña y que tenía importantes ramificaciones en Marruecos.

La asociación, una de las más activas en la denuncia de la pederastia, considera "particularmente sorprendente la libertad (que los pederastas tenían) de filmar en espacios abiertos sin conocimiento de las autoridades marroquíes".

Según reveló la investigación policial en España, los miembros de la red hacían frecuentes viajes a Marruecos para buscar menores en situación marginal, y también en este país produjeron parte del material pornográfico. Además planeaban hacer del país magrebí un destino de vacaciones para una clientela pederasta.

Para la asociación, la pederastia se ha convertido en "una plaga que gangrena cada vez más nuestra sociedad", y en su comunicado se ofrece voluntaria para representar a las víctimas de la red, sea cual sea la sede judicial donde se abra el caso.

Los medios marroquíes han recogido profusamente el desmantelamiento de la red de pornografía infantil en España, poniendo el acento en la abundancia de víctimas marroquíes, pero también entre los propios pederastas.

Los casos de pederastia ejercida en Marruecos por extranjeros son frecuentes, particularmente en la región de Marrakech (la que más turistas y visitantes extranjeros atrae), según han denunciado otras asociaciones pro derechos humanos, que han lamentado además la escasa severidad con que los jueces marroquíes castigan estas prácticas.
 
El país africano también fue noticia recientemente cuando una mujer se quemó viva luego de que los sujetos que la violaron salieran libres. EFE.