.

Más del 50% de los marroquíes está en contra de la ocupación marroquí.

Marruecos. - 22/8/16 - El Confidencial Saharaui.

Más del 50% de marroquíes no están de acuerdo con la ocupación marroquí del territorio saharaui. Las causas son diversas, van desde un innecesario gasto de impuestos marroquíes hasta una guerra y violencia evitable. Algunos achacan la ocupación hacia las pretensiones imperialistas de Hassan II y otros por hacerse con el control y apropiarse de las reservas naturales del Sáhara Occidental.

Basada en una encuesta realizada anónimamente, la autoría no es revelada debido a la represión y persecución que sufren los medios que realizan y publican tales encuestas, los últimos que se atrevieron a encuestar a la población marroquí fueron TelQuel y Nichan, el Ministerio del Interior intervino sus respectivas sedes e incautaron todos los ejemplares que se iban a distribuir y los destruyeron, además de que a los directores de dichos periódicos no se les permitió presentar una apelación ante los tribunales a pesar de que la legislación era aplicable. 

La encuesta sostiene que más del 50% de los ciudadanos marroquíes residentes en Marruecos no están de acuerdo ni apoyan la ocupación marroquí del Sáhara Occidental. Las causas de dicho rechazo son, principalmente económicas, debido a que el gobierno marroquí destina los impuestos de su erario público hacia los territorios saharauis. La segunda causa más comentada es para evitar un enfrentamiento bélico y acabar con la violencia desmedida que sufren los saharauis en los territorios ocupados. Otras de las causas que también aparecieron fueron el robo de los recursos naturales del Sáhara Occidental, la cantidad de dinero que gasta el gobierno en enviar tropas y mantenerlas e.t.c.

Un total de un 32% de marroquíes está a favor y apoya rotundamente la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, un 12% se muestra desinteresado, en su mayoría, jóvenes. Y solo un 6% no contestó a la encuesta.

Los encuestados también declaran que, aunque muchos estén en desacuerdo con la ocupación, ninguno puede expresar su opinión debido a la represión y censura que sufren los ciudadanos, medios de comunicación y periodistas.

Las encuestas siguen mostrando como disminuye progresivamente el apoyo de los ciudadanos marroquíes hacia la ocupación marroquí del territorio saharaui.