.

Marruecos está a punto de desatar una guerra en el Sáhara Occidental.


Varios expertos internacionales, incluidos marroquíes, destacan cada vez más que la política de Marruecos dirigida contra la población saharaui puede provocar un conflicto armado a nivel regional.


El ejército de ocupación de Marruecos ha movido tropas, Marruecos está asfaltando una carretera en los territorios liberados en el extremo sur del Sáhara Occidental, junto a la frontera norte de Mauritania para "controlar" el territorio saharaui que está bajo responsabilidad de la ONU, según informó hoy la agencia española Efe citando a un analista marroquí.

El pasado día 14 de agosto, el gobierno saharaui denunció movimientos de tropas por tierra y aire en la región de El Guerguerat, último puesto militar del ejército de ocupación marroquí antes de la frontera mauritana, y Marruecos respondió asegurando que se trataba de una supuesta "operación de limpieza" emprendida por agentes de "aduana" y de la "policía" contra todo tipo de "comercio ilegal y traficantes" en esa región que anteriormente Marruecos la utilizó para este fin.

Ante las denuncias del Frente Polisario de que Rabat había violado el alto el fuego vigente desde 1991, la misión de la ONU para la organización de un referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso) envió a observadores a la zona que dijeron no haber visto presencia militar, sino tránsito de vehículos civiles, según el portavoz de Ban Ki-moon.

El régimen de Mohamed VI al emprender el asfaltado de una carretera en la zona de los territorios liberados del Sáhara Occidental, Marruecos está violando así el alto el fuego firmado en 1991.

El Sáhara Occidental termina en la península del Cabo Blanco, una estrecha lengua de tierra repartida así: al oeste, es parte del Sáhara Occidental y termina en la localidad de La Güera; el este pertenece a Mauritania, y ahí se encuentra la industria y el pulmón económico del país: la capital económica del Mauritania, la ciudad portuaria de Nuadibú.

La realidad es que toda la península de La Güera está controlada por Mauritania por acuerdo entre Mauritania, Naciones Unidas y el Frente Polisario tras los acuerdos tripartitos de Madrid y posteriormente la retirada de Mauritania de la ciudad saharaui de Villacisnero (Dajla). y que la "localidad" saharaui de La Güera no pasa de ser una localidad saharaui.

En la localidad de La Güera hay varios edificios deshabitados de la época del colonialismo española cuya visita sólo es posible con un permiso expreso del ejército mauritano.

Con un Ban ki-moon ya prácticamente fuera de escena y su Enviado Personal para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, ninguneado por Rabat una y otra vez, Marruecos parece sentirse más cómodo que nunca para maniobrar a su voluntad dentro de las arenas, liberadas y ocupadas, del Sáhara Occidental.