.

Lluvias torrenciales en los campamentos de refugiados saharauis dejan sin hogar a 5000 personas.


La Media Luna Roja Saharaui.


Las lluvias torrenciales caídas el pasado 15 de agosto en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf han afectado a más de 5 mil personas, el 75% de los cuales han perdido sus hogares y se han quedado sin alimentos, según un comunicado difundido ayer por la Media Luna Roja Saharaui (MLRS).

Todo ha quedado destruido, no sólo las casas, sino algunos lugares de trabajo, tiendas, guarderías, las escuelas, las personas están en medio de la nada en uno de los lugares más inhóspitos del mundo, indicó la MLRS en su comunicado.

El pasado 15 de agosto han caído lluvias torrenciales encima de los campos de refugiados de El Aaiún y Dajla en el sudoeste de Argelia y la mayoría fueron total o parcialmente destruidos.

Cuando cae la lluvia puede ser devastadora, dado que las casa están construidos con ladrillos de barro.

Por ahora no se han lamentado víctimas, salvo a 11 heridos, uno de ellos está grave, cuando su casa de adobe se le cayó por encima y la situación podría mudar rápidamente dado que más de 5 mil familias de los refugiados están sin reservas de alimentos.

La Media Luna Roja Saharaui solicitó ayuda de emergencia a la comunidad internacional para asistir a los afectados, y recordó que la situación es desesperada porque hasta el momento no han respondido su pedido. 


Se muestra la realidad de los 190.000 saharauis que viven a la fuerza en el exilio desde hace 40 años en condiciones muy precarias y se invita a la colaboración mediante donaciones.

Los campamentos de refugiados saharauis se conformaron tras la huida masiva de la población civil saharaui que habitaba el territorio del Sáhara Occidental, tras la cesión de la Administración del territorio del Sáhara Occidental por parte de España a Marruecos y Mauritaria, lo que supuso el inicio de un conflicto armado de estos contra el Frente Polisario que luchaba por la autodeterminación del territorio
.