.

Las lluvias torrenciales destruyen 200 hogares en los campamentos de refugiados saharauis.





Las lluvias torrenciales que han azotado ayer la región de Tinduf, donde se encuentran los campamentos de refugiados saharauis, han derribado unos 200 hogares, según las primeras informaciones ofrecidas por la Media Luna Roja Saharaui.

Más de diez mil refugiados saharauis han resultado afectados por las lluvias torrenciales que han azotado ayer 15 de agosto a los campamentos de refugiados en Tinduf en el suroeste de Argelia.

Las lluvias e inundaciones que comenzaron ayer han causado daños generalizados en el campamento de refugiados saharauis de El Aaiún.

La Media Luna Roja Saharaui (MLRS) estima que unas 200 casas de adobe y otras jaimas de tela han sufrido daños importantes, pero no registraron pérdida de casas.


La MLRS hizo, ayer lunes, un llamamiento urgente, a los países donantes y agencias humanitarias para abastecer de alimentos, tiendas y mantas, además de productos de higiene, a miles de refugiados saharauis afectados por fuertes tormentas y lluvias torrenciales, en especial en las wilayas de El Aaiún y Dajla, según informó hoy SPS.

Se muestra la realidad de los 190.000 saharauis que viven a la fuerza en el exilio desde hace 40 años en condiciones muy precarias y se invita a la colaboración mediante donaciones.

Los campamentos de refugiados saharauis se conformaron tras la huida masiva de la población civil saharaui que habitaba el territorio del Sáhara Occidental, tras la cesión de la Administración del territorio del Sáhara Occidental por parte de España a Marruecos y Mauritaria, lo que supuso el inicio de un conflicto armado de estos contra el Frente Polisario que luchaba por la autodeterminación del territorio
.