.

Silencio oficial en Rabat ante la elección de Brahim Ghali como nuevo presidente saharaui.

Rabat, EFE, 10/07/2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI. 

El Gobierno de Marruecos no ha emitido hasta el momento ninguna reacción oficial ante la elección de Brahim Gali como nuevo secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).



La información tampoco fue dada por los medios oficiales del país (agencia MAP y los canales públicos) que se centraron más bien en la decisión de Zambia de retirar su reconocimiento a la RASD.

El canal público 2M comentó la decisión de Zambia en su informativo de noche e invitó a un politólogo que consideró la retirada de reconocimiento de la Rasd por parte de Zambia como "una respuesta" a la elección de Gali.

Por su parte, algunos medios electrónicos privados se limitaron a dar la noticia de la elección de Gali, mientras que otros la comentaron.

El sitio web "le360.ma" (cercano al poder) consideró que el nuevo líder del Polisario "encarna el ala radical" de este movimiento independentista y que su nombramiento fue propuesto por Argelia, país que Rabat considera parte del conflicto del Sáhara Occidental.

"Su nombramiento (de Gali) como jefe del Polisario y líder de la RASD muestra la voluntad de Argelia de radicalizar más este movimiento y su línea política hostil a Marruecos", indicó el sitio web.

Gali, histórico líder militar considerado una de las voces más duras e influyentes del liderazgo saharaui, obtuvo ayer un 93,19 % de los votos emitidos por los 2.470 congresistas reunidos desde el viernes en el campo de refugiados de Dajla, sucediendo así al presidente Mohamed Abdelaziz, fallecido el pasado 31 de mayo.
Las fuentes saharauis consideran que Gali mantendrá la línea trazada por el fallecido presidente Abdelaziz de seguir la vía diplomática.

Desde hace varios años, las dos partes en conflicto se niegan a moverse un ápice de sus posturas: mientras que para Marruecos no vale otra solución que una autonomía para el Sáhara dentro de su soberanía, para el Polisario es inaceptable toda opción que no incluya un referéndum con opción de independencia.