.

¿Quién es Brahim Gali el histórico líder militar que garantiza un continuismo "duro"?

DAJLA, EFE, - 09/07/2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.


Brahim Gali, antiguo representante del Frente Polisario en España, es uno de los líderes fundadores del Polisario que garantizará el continuismo en la presidencia saharaui aunque le dará un matiz más duro.


Nacido en la localidad de Smara el 16 de septiembre de 1949, bajo mandato colonial de España, Gali era hasta hoy responsable de organización de masas y organización política del Frente Polisario, movimiento del que es uno de sus fundadores.

De trato afable y buen dominio del español, el nuevo presidente saharaui sirvió en las tropas nómadas españolas en la década de los sesenta y fue destinado a la propia Smara, donde realizó trabajos de administración.

En 1969 se sumó a la lucha del histórico héroe saharui Mohamad Bassiri, y a otros hombres como Mohamad Abdelaziz, al que ahora sucede, para fundar el "Movimiento de Liberación de Saguia el Hamra y Wadi el Dhahab", origen del Frente Polisario.

Elegido primer secretario general, Gali fue uno de los líderes de la trágicamente famosa manifestación del 16 de junio de 1970 en El Aaiún -conocida como Intifada de Zemla-, reprimida con dureza por el Ejercito ocupante español.

Esa misma noche, el nuevo presidente saharaui fue detenido y condenado días después por el ocupante español a un año de cárcel acusado de actividad política subversiva.

Meses después volvió a ser arrestado, pasó vario tiempo encerrado y vigilado, lo que no le impidió participar en las reuniones que sirvieron para fundar en 1973 el Frente Polisario, y ser elegido primer secretario general de este movimiento, puesto que hoy ha recuperado.

Hombre de acción, decidido, valiente y ambicioso según aquellos que le conocen, lideró, asimismo, la primera acción armada contra las tropas de ocupación españolas en El Khanga, puesto que lograron arrebatar.

Partidario de la presión militar como vía para alcanzar objetivos políticos, Gali cedió en 1974 la secretaria general a su compañero y también histórico líder El Uali Mustafa Sayed, y asumió la dirección del brazo armado, conocido como "Ejército de Liberación del Pueblo Saharaui".

En 1975, formó parte -junto a El Uali y a Mahfud Ali Beiba- de la primera delegación saharaui que se reunió oficialmente con el entonces gobernador del Sáhara Occidental ocupado por España, el general Federico Gómez de Salazar.

Miembro asimismo del núcleo que en febrero de 1976 proclamó en la localidad de Bir Lehlu la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), ejerció de ministro de Defensa desde su fundación hasta 1989, año en el que pasó a dirigir la segunda región militar, una de las más importantes.

''Durante esos 13 años, dirigió con éxito estratégico y mano de hierro la guerra de guerrillas contra Mauritania y Marruecos, potencias ocupantes de la zona tras la famosa "Marcha Verde" marroquí de 1975 y los Acuerdos de Madrid''.

Logrado el alto el fuego de 1991 e iniciado el proceso de diálogo con Rabat en busca del referéndum de autodeterminación que la autoridad colonial española prometió en la década de los sesenta, Gali fue nombrado en 1999 representante del Polisario en España, cargo que ejerció hasta febrero de 2008.

Meses después fue nombrado embajador saharaui en Argelia, puesto que desempeñó hasta que en el pasado congreso, celebrado en diciembre con un Mohamad Abdelaziz ya enfermo, durante el que fue reincorporado a las funciones de gobierno como responsable de organización de masas y organización política del Frente Polisario.

Paso previo a su elección hoy como secretario general y sucesor de Abdelaziz al frente de la RASD, una designación que no entusiasma a Marruecos, que al parecer prefería un hombre con un perfil "más dialogante y blando".

Su primera prueba de fuego será precisamente la decisión que la ONU tome a finales de mes sobre la continuidad de su misión en el Sáhara Occidental (MINURSO).