.

Marruecos prohíbe usar bolsas de plástico y autoriza recibir basura de Italia.


Rabat, - 05/0716, EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.




Más de 2.500 toneladas de desechos de plásticos y restos de neumáticos llegaron recientemente al puerto de Jorf al Asfar desde Italia hasta la ciudad de Al Yadida, a 170 kilómetros al sur de Rabat, para ser incinerados en fábricas de cemento de la zona.

Según una ONG marroquí; esta práctica tiene un negativo impacto sobre los habitantes así como la fauna y la flora de la zona, y supuso la aparición de enfermedades peligrosas y crónicas.

Millones de toneladas de viejos aparatos electrónicos, neumáticos y restos de plástico se transportan desde Italia y Francia (hasta ahora, 3300tn desde Francia y 2500tn desde Italia) a Marruecos. Según informó Efe, la cantidad de este tipo de residuos crecerá un 33% en los próximos años.

Marruecos "es el cementerio de los residuos tóxicos de Europa".

Para el año 2017, los desechos electrónicos en los países de África Occidental, Asia y algunos Estados latinoamericanos alcanzarán un peso equivalente a ocho pirámides de Egipto, según el informe presentado por el programa de la ONU Step Initiative y realizado en colaboración con el Instituto de Tecnología de Massachusetts.  

"Una vez en un vertedero, estos materiales tóxicos se filtran al medio ambiente, contaminando la tierra, el agua y el aire. Además, los dispositivos a menudo se desmantelan en condiciones primitivas, y las personas que trabajan en estos sitios sufren distintas enfermedades", denuncia la ONG. 

Marruecos pretende organizar el próximo noviembre la cumbre climática COP22, para la que prepara una modificación de sus normas nacionales y una campaña para poner fin a las bolsas de plástico además de promover las energías renovables para reducir su dependencia a las fósiles.

Al analizar la cantidad de basura y residuos que se envía a este país africano, la ONG marroquí indicó la semana pasada que casi uno de cada tres contenedores de desechos procedentes de Italia y Francia transportan residuos electrónicos ilegales. Por ello, se emprenderá investigaciones penales sobre la actividad.