.

Hoy se cumple un mes del fallecimiento de Mohamed Abdelaziz.

Madrid, - 01/07/2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.


  • Este viernes se cumple un mes del fallecimiento de Mohamed Abdelaziz, líder de la revolución del pueblo saharaui que murió de cáncer a los 68 años el pasado 31 de mayo.


Se cumplen 30 días desde que apareciera una noticia en la agencia oficial saharaui SPS: A las 13:30 de la tarde del 31 de mayo de 2016, "ha fallecido el presidente Mohamed Abdelaziz", luego de batallar duramente con una enfermedad durante casi un año y medio, con el amor del pueblo, con las bendiciones de los pueblos, y con la lealtad más absoluta de sus compañeros y compañeras de lucha, y con el amor de todos sus familiares y a todo el pueblo saharaui, le transmitimos nuestro dolor y nuestra solidaridad", declaraba la agencia SPS.

Cuatro días después, Un 4 de junio la comitiva fúnebre paseaba su cuerpo por todas las wilayas de los campamentos de refugiados, y se abrían los 40 días de luto en el Sáhara Occidental: una capilla ardiente por la que pasaron miles de saharauis, que dijeron adiós así a su líder. Un carismático líder que nunca pareció irse.

Mohamed Abdelaziz nativo de Smara (Entonces colonia española) el 17 de Agosto de 1947
.

Participó en 1972 en la fundación del Frente Polisario y después de la muerte de El-Ouali Mustapha Sayed, se convirtió en 1976 en el Secretario General del Frente Polisario. En 1982, fue elegido presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El pueblo saharaui ha decretado 40 días de luto nacional, tras lo que se procederá a la elección de su sustituto el próximo 8 de julio en un congreso excepcional que tendrá lugar en los campos de Dajla y durará dos días. La secretaría nacional Saharaui confirmó que Abdelaziz falleció tras una larga batalla contra la enfermedad que padecía, cáncer de pulmón.

Desde 1976, Abdelaziz fue el hombre que llevó la lucha por la independencia saharaui de los campos de batalla a los pasillos de la ONU, donde aún sigue la pelea con Marruecos por la autodeterminación.

Abdelaziz, que siempre se mostró contrario al terrorismo, dejó viuda, siete hijos y un legado muy denso en el que la voz del diálogo empieza a verse enturbiada por el cada vez más alto repicar de los tambores de guerra
.