.

El Polisario cree que Mohamed VI quiere hacer olvidar su derrota en la ONU acercándose a la UA.

Argel. - 24/7/16 - El Confidencial Saharaui.

El ministro de Asuntos Exteriores saharaui, Mohamed Salem Uld Salek, ha subrayado que la intención declarada por el rey de Marruecos, Mohamed VI, de unirse a la Unión Africana no es más que una maniobra para hacer olvidar el reciente "fracaso" del reino alauí en su enfrentamiento con la ONU por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). 




En conferencia de prensa dictada en la sede de la embajada saharaui en Argel, Mohammed Salem .Uld Salek dijo que la decisión de Marruecos para unirse a la UA se produce después de sus fracasos a nivel internacional, incluyendo la aceptación del retorno del personal civil de la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara occidental (MINURSO) expulsados después de haber dicho anteriormente que se trataba de una “decisión soberana e irreversible.”

La decisión de Marruecos es “una maniobra para desviar la atención de la opinión pública marroquí por su fracaso al aceptar el retorno del personal civil de la MINURSO, y quiere hacer creer al pueblo marroquí que con esta hazaña va a lograr su adhesión a la UA y la expulsión de la RASD”.

"Sólo cuatro países, incluidos Senegal, Gabón y Costa de Marfil, se han alineado con Marruecos. No es ninguna sorpresa", ha señalado Uld Salek. Así, los miembros de la UA han expresado su disposición a aceptar a Marruecos "con la condición de que se siente junto a la RASD y respete las resoluciones y principios fundamentales de la UA incluida la inviolabilidad de las fronteras heredadas de la colonización y el rechazo a la colonización", ha apuntado el diplomático saharaui.

El jefe de la Diplomacia saharaui considera que “Marruecos no tiene voluntad política ni buena fe”, subrayando que de lo contrario habría cumplido con las condiciones de adhesión a la Unión Africana previstas en la Constitución, clara y llanamente sin participar en campañas diplomáticas con el apoyo de lobbies”

Además, ha recordado que el padre de Mohamed VI, Hasán II, ya intentó en la cumbre africana de Uagadugú de 1998 el ingreso en la organización y la expulsión o suspensión de la RASD, pero no lo consiguió. "La historia se repite para Marruecos; el fracaso también", ha apostillado.