.

A tan solo horas de la reunión del Consejo de Seguridad, regresan a El Aaiún 25 miembros de la MINURSO.

Naciones Unidas, 25 jul (EFE). EL Confidencial Saharaui.

El primer grupo de 25 empleados civiles de la misión de la ONU en el Sáhara Occidental (Minurso) regresaron a sus puestos después de ser expulsados el pasado marzo por Marruecos, informó hoy Naciones Unidas.


Según la organización, los trabajadores fueron llegando al Sáhara Occidental poco a poco durante los últimos días, en cumplimiento del acuerdo alcanzando con Rabat para restaurar progresivamente la "plena funcionalidad" de la Minurso y dado a conocer por Naciones Unidas hace dos semanas.

El portavoz de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Farhan Haq recalcó hoy que esos 25 empleados forman la "primera porción" de los que deben regresar.

Representantes de la ONU han negociado en los últimos meses con las autoridades marroquíes para tratar de devolver la normalidad a la Minurso, después de que Rabat expulsara el pasado marzo a 73 empleados civiles de la misión, que cuenta con hasta 245 uniformados, en su mayoría observadores militares.

La decisión llegó en respuesta a varias declaraciones y gestos del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una visita a la región, considerados por Marruecos como "hostiles e insultantes".

El movimiento provocó un fuerte choque diplomático entre el país y la ONU, que defiende que sin ese personal la Minurso no puede desarrollar sus actividades.
El Consejo de Seguridad, el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas, reclamó a finales de abril la vuelta a la plena capacidad de la misión en una resolución y fijó un plazo de 90 días para volver a revisar su situación.

Ese análisis se llevará a cabo el martes durante una reunión a puerta cerrada de los quince miembros del Consejo.
En declaraciones a los periodistas, el representante del Frente Polisario ante la ONU, Ahmed Bujari, confirmó hoy el regreso de esos 25 empleados y dijo que no hay indicaciones de cuándo podría ampliarse esa cifra.

A su juicio, hoy por hoy la resolución del Consejo de Seguridad no ha sido implementada, por lo que consideró necesario que los miembros lamenten esa situación y urjan a Marruecos y a la Secretaría General de Naciones Unidas a cumplir con su decisión.
Bujari defendió que el Consejo no puede "permanecer en silencio", pues eso enviaría a Marruecos el mensaje de que puede seguir "bloqueando la situación".
Según el representante saharaui, sin embargo, Francia, principal aliado de Rabat en el Consejo de Seguridad, está tratando de impulsar una declaración en la que se felicite a Marruecos por el avance en la situación, al que a su juicio sería un "chiste" y que descartó que pueda salir adelante.

La ONU estableció en 1991 la Minurso con el fin de facilitar un referéndum sobre el futuro de la excolonia española, consulta que por ahora no se ha llevado a cabo.
Marruecos presentó una propuesta de autonomía para la zona en 2007 y considera que esa debe ser la base de la negociación, mientras que el Frente Polisario insiste en la necesidad de convocar cuanto antes ese referéndum.