.

¿Por qué Mohamed VI decidió de manera sorpresiva la retirada de sus tropas de Yemen?

Beirut,- 24/06/2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

Marruecos retira sus tropas de Yemen.




El mando militar del ejército real de Marruecos (FAR) convocó a sus tropas abandonar la coalición liderada por Arabia Saudita contra la población en Yemen y volver a su país, informó AlMayadeen.

De esta manera, los mil 500 efectivos marroquíes volvieron a su país, poniendo fin a la operación militar en el pequeño país del Golfo Pérsico.

En un cambio repentino para disuadir al Polisario de una posible agresión militar en el Sáhara Occidental, el ejército de ocupación marroquí inicia un nuevo despliegue de sus tropas procedentes de Yemen, según anunciaron medios locales e internacionales.

La frustración de la diplomacia marroquí en el conflicto del Sáhara Occidental y la tensión entre el gobierno de Marruecos y la comunidad internacional han causado alarma urgiendo a un plan militar en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, según apuntan analistas.

Por su parte, el Frente Polisario y el gobierno saharaui lanzaron en abril pasado un comunicado en el que se anunciaba que se habían llevado a cabo una serie de medidas que fueron tomadas por el jefe mayor del Ejército de la Liberación Saharaui para preparar a los soldados hacia cualquier combate.

La declaración fue emitida por la Oficina de la Secretaría Nacional. Y pide que ante la situación, se preparen con todos los medios para cualquier acción. Asimismo se le pidió a la población la consolidación y Unidad Nacional. SPS.

El pasado mes de diciembre, Marruecos envió mil 500 soldados de sus tropas terrestres para apoyar la agresión militar de Riad contra Yemen y las desplegó en la base aérea de Rey Jaled, situada en el suroeste de Arabia Saudita.

Esto se produjo después de que el ministro emiratí del Estado para Asuntos Exteriores, Anwar Qarqash, anunciara el pasado 15 de junio el fin de la operación militar de su país contra Yemen.

Qarqash afirmó que su país todavía está en guerra contra Yemen y alegó que sus declaraciones fueron obtenidas parcialmente de una conferencia y fueron desvirtuadas e interpretadas para objetivos y agendas extranjeras que buscan socavar la región.