.

Mohamed Abdelaziz, demócrata convencido y hombre de estado.


Extremadura

Por Fundación "Sáhara Occidental".


El fallecimiento de MOHAMED ABDELAZIZ, Presidente de la RASD, demócrata convencido, luchador infatigable y hombre de Estado, con voluntad inquebrantable en la lucha por la libertad del pueblo saharaui, hasta sus últimos días, nos ha llenado de consternación.




Desde Extremadura, hemos conocido siempre la figura ejemplar de este luchador, cuyos consejos y ayuda nos han servido para amar, aún más, la causa que tan fielmente y con firmeza ha llevado sobre sus hombros.

Desde la más alta responsabilidad que ha desempeñado el querido Presidente, en la que ha sabido, con generosidad y extraordinaria inteligencia, contagiar su amor a la verdad, con una sutileza que nos ha hecho admirarlo, recordamos numerosos encuentros que hacían de su presencia el más preciado de los tesoros, su compresión y amabilidad nos contagiaron. Todos aquellos que hemos tenido el inmenso placer de conocerlo y compartir su lucha, hemos aprendido de él valores inmutables, pilares que sostienen al pueblo saharaui.

Su último paso por Extremadura, en Octubre de 2009, fue un regalo para todos y, en esa visita, compartimos emociones, deseos y esperanza, que nos vienen ahora a la memoria, como ese viento cálido y suave que calma el dolor de su pérdida.

En el último de aquellos encuentros, en Sevilla, años después, nos instó a no dejar de luchar por la libertad del pueblo saharaui y a continuar el trabajo para con los presos y defensores de derechos humanos y, así guardamos la promesa que le hicimos, hoy más que nunca, a continuar hasta que la justicia resplandezca y no haya un solo preso de conciencia en las cárceles del Sáhara y de Marruecos.

Enviamos un especial recuerdo para su esposa e hijos, Gobierno de la RASD, compañeros y amigos, en unos días tan triste para todos nosotros y felices, al mismo tiempo, de haber podido conocerlo y compartir la dignidad de un gran hombre, del que hemos podido aprender y acariciar el sueño de la libertad del pueblo saharaui.

Para él, nuestra memoria.