.

Miembros de la ONU negocian en el Sáhara Occidental junto a autoridades marroquíes el regreso de la MINURSO.

10/06/2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

Naciones Unidas. (EFE)


Una misión técnica de Naciones Unidas ha viajado al Sáhara Occidental para negociar con las autoridades marroquíes el regreso del personal de su misión que fue expulsado este año por Rabat, dijo hoy la organización.

La visita forma parte del "diálogo en curso con Marruecos para ver cómo podemos aplicar la resolución del Consejo de Seguridad para el regreso completo de la misión a su área de actividades", señaló el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric.

Entre los miembros del equipo de la ONU que se ha desplazado a la zona figura el asesor especial del secretario general Yamal Benomar, según confirmó el portavoz, un diplomático que se ha ocupado recientemente de crisis como las de Yemen o Burundi.

La participación de Benomar, marroquí, no ha gustado al Frente Polisario, que le ha transmitido sus reservas a Naciones Unidas, según una fuente diplomática.

El Polisario, según esa fuente, cree que la intención de Marruecos es retrasar todo el proceso hasta que en otoño se elija a un nuevo secretario general de Naciones Unidas, que debe asumir el puesto desde enero próximo.

Marruecos expulsó el pasado marzo a 73 empleados civiles de la misión de la ONU en el Sáhara Occidental (Minurso) en respuesta a varias declaraciones y gestos del actual jefe de la organización, Ban Ki-moon, durante una visita a la región, considerados por Rabat como "hostiles e insultantes".

El movimiento provocó un fuerte choque diplomático entre Marruecos y la ONU, que defiende que sin ese personal la Minurso no puede desarrollar sus actividades.

El Consejo de Seguridad, el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas, reclamó a finales de abril que la misión recupere su plena capacidad y fijó un plazo de 90 días para volver a revisar su situación.

Desde entonces, la ONU y Marruecos han mantenido discretos contactos sobre la vuelta del personal, pero por el momento no ha habido cambios sobre el terreno y los expulsados no han regresado, según confirmó hoy Dujarric.

La ONU estableció en 1991 la Minurso con el fin de facilitar un referéndum sobre el estatus de la excolonia española, consulta que por ahora no se ha llevado a cabo.

Marruecos presentó una propuesta de autonomía para la zona en 2007 y considera que esa debe ser la base de la negociación, mientras que el Frente Polisario insiste en la necesidad de convocar cuanto antes ese referéndum.