.

Los saharauis preparan los funerales de M.Abdelaziz de mañana entre el duelo y la tristeza.


ARGEL. (EFE).


Entre el duelo y la tristeza, los saharauis se preparan para despedir en el exilio del desierto a su histórico líder y presidente, Mohamed Abdelaziz, quien murió el martes a los 68 años de edad víctima de cáncer y tras casi cuatro décadas al frente de su pueblo.

"Hay muchos líderes en el pueblo saharaui, la lucha no va a sufrir un retroceso", era la frase más repetida ayer entre los responsables del Frente Polisario y de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) que Abdelaziz presidió desde 1982. También entre los cerca de 160.000 saharauis en los campos de refugiados levantados hace 40 años en el desierto sureste de Argelia, donde mañana se celebrará el funeral de Estado al que están invitados representantes de todo el mundo.

A pesar de que en numerosas ocasiones viajaba a Europa para tratarse del cáncer que padecía, el histórico líder saharaui vivía también en una jaima en el campo de refugiados de Bojador, que tiene el mismo nombre que la ciudad en la zona colonial española.

La actividad era frenética ayer para preparar las exequias en la embajada de la RASD en Argel, donde la bandera ondeaba a media asta y el embajador recibía las condolencias de sus colegas de otros estados y de miembros del gobierno de Argelia, uno de los países que más ha apoyado a los saharauis.

El propio presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, mostró su pesar por la muerte de Abdelaiz, ya que dijo “Argelia, su Gobierno y su pueblo pierden un gran amigo”. “Fue un valiente militante (que) hizo de la paz un principio estratégico y una opción ineludible”, agregó el mandatario antes de confirmar que su gobierno ha decretado ocho días de duelo oficial por la muerte de un aliado. “Llamó a todas las puertas y fue a todos los foros internacionales con la negociación como bandera para restablecer la dignidad de su pueblo”, afirmó Bouteflika, quien confió en que el Polisario sepa mantener el espíritu de diálogo que ha prevalecido en los últimos 25 años. “La esperanza del pueblo argelino y de todos los pueblos que apoyan la causa del pueblo saharaui es que el Frente Polisario encuentra la mejor manera de continuar la lucha en el seno de la unidad, esa unidad que el difunto Mohamed Abdelaziz hizo su máxima prioridad y que llevó la gloria de la causa saharaui a todo el mundo”, añadió.

Precisamente, la sucesión de Abdealiz es una de las grandes incógnitas que planean en el Sáhara Occidental en un momento histórico crucial en el que vuelven a resonar los tambores de guerra.

La transición está de momento asegurada en la persona de Adduh, presidente del Parlamento saharaui, quien asume la dirección de la RASD y del Polisario de manera interina durante los 40 días de luto.