.

La ONU insta al embajador marroquí Omar Hilale a descartar maniobras obstaculizadoras.


Naciones Unidas, (PL) 




El embajador permanente de Venezuela ante Naciones Unidas, señor Rafael Ramírez, denunció hoy el empeño de Marruecos en sabotear el trabajo del Comité Especial de Descolonización de la ONU cuando se analiza el tema del Sáhara Occidental.

En la segunda sesion del órgano, Ramírez, quien lo preside este año, instó al embajador marroquí, Omar Hilale, a descartar maniobras obstaculizadoras, como las utilizadas por el Reino hace unos días durante un seminario regional del Comité de descolonización, celebrado en Managua, Nicaragua.

Hilale insistió en solicitar la participación en los debates de personas afines a Rabat, en calidad de representantes del pueblo saharaui o una parte de este, cuestión contraria a resoluciones de la Asamblea General de la ONU, que otorgan al Frente Polisario ese derecho.

Ante las presiones de Marruecos, potencia ocupante del Sáhara Occidental desde 1975, y las acusaciones de antidemocrático realizadas por su embajador aquí contra el gobierno venezolano, Ramírez exigió respeto y advirtió que cancelaría la reunión de mantenerse la postura calificada de sabotaje.

"Hemos oído todas las formas posibles de sabotear una reunión. Es todo un arte", afirmó el presidente del Comité Especial de Descolonización.

Ramírez pidió también a Rabat no bloquear más el referéndum acordado en 1991 para la autodeterminación del pueblo saharaui.

El Sáhara Occidental es uno de los 18 territorios no autónomos reconocidos por Naciones Unidas en ese estatus.

En el primer día de las dos semanas de trabajo previstas, el Comité adoptó sin necesidad de voto dos resoluciones, relacionadas con la información sobre la descolonización.

Por otra parte, el embajador venezolano adelantó que se prepara un proyecto de resolución para mejorar el asunto de las visitas del órgano al terreno.