.

El Polisario exige a la ONU la implementación de un plan de negociaciones directas.

Chahid Al Hafed, MSF, - 27/06/2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

El Frente Polisario ha afirmado ayer que está dispuesto a abrir negociaciones directas con Marruecos para hallar una salida política al conflicto del Sáhara Occidental antes de finales de 2016.


"La ONU está llamada más que nunca para desarrollar un plan para el proceso de las conversaciones directas, intenso y de alto nivel entre el Frente Polisario y Marruecos, en presencia de los principales actores de ambas partes, de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y la Asamblea general para resolver el conflicto del Sáhara occidental a finales de 2016 ", escribió el presidente saharaui interino en una carta al secretario general de la ONU, según ha informado la agencia MSF.

El presidente saharaui ha afirmado en una carta dirigida al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que el Frente Polisario y el gobierno saharaui están dispuestos a abrir negociaciones directas con Marruecos para hallar una salida política al conflicto del Sáhara Occidental, según informó la agencia saharaui, según la misma fuente.

La carta presidencial, formulada por el presidente saharaui interino, Aduh, se produce en vísperas de la decisión que debe tomar el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el restablecimiento de la misión de la ONU en la antigua colonia española (MINURSO) a finales de Julio.

Aduh envió la carta a Ban Ki-moon para dar a conocer esta posición, y ha dicho que las negociaciones con las autoridades marroquíes, que mantiene el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tienen como objetivo permitir al pueblo saharaui ejercer su derecho a la autodeterminación.

"Estamos enteramente de acuerdo con el llamamiento lanzado por el secretario general Ban Ki-moon al Consejo de Seguridad", ha subrayado Aduh.

Varios diplomáticos han dicho que con esta decisión el Polisario sale al paso de la declaración que el próximo mes, Julio, formulará el Consejo de Seguridad respecto a la MINURSO, y aparece dispuesto a cumplir las recomendaciones de ese organismo.

El secretario general de la ONU informó meses pasados en su informe anual al Consejo de Seguridad que Marruecos y el Frente Polisario debían negociar directamente sin condiciones previas para lograr una solución "justa, duradera y aceptable por las dos partes" que permita la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental.

Marruecos ha propuesto un plan de autonomía regional para el territorio saharaui ocupado desde 1975 por el, en tanto que el Frente Polisario se centra en un referéndum de autodeterminación en el que los saharauis decidan sobre su futuro.

En Noviembre pasado Ban Ki-moon admitió, mediante un comunicado, que el diálogo iniciado en 2007 no ha tenido éxito y detalló que su representante en dicho territorio, Christopher Ross, ha "intensificado sus esfuerzos" para facilitar conversaciones "sin condiciones previas y en buena voluntad".

El Frente Polisario responsabiliza totalmente a Marruecos de que las negociaciones no avancen. La situación está bloqueada en reflejo de una estrategia marroquí, que es el intentar ganar tiempo para que crezca el hecho consumado de la ocupación.

Asimismo, Ban destacó que ha percibido una intención seria, por parte de Christopher Ross, de impulsar un acuerdo, pero indicó que estas intenciones “no han podido cuajar ante la negativa radical marroquí de volver a la mesa de negociaciones".

El Sáhara Occidental es un territorio no autónomo situado al norte Occidental de África. La mitad de su población vive desde hace cuatro  décadas en campos de refugiados construidos en mitad del desierto y la otra mitad en su territorio original pero debe soportar los abusos de la ocupación marroquí.