.

Critican ausencia de España en entierro de Mohamed Abdelaziz.


Bojador. Campamentos de refugiados saharaui (EFE).




El presidente de la Coordinadora Estatal de organizaciones solidarias con el Sáhara, José Taboada, criticó hoy con dureza al Gobierno español por no haber enviado representación al funeral del presidente saharahui, Mohamed Abdelaziz, celebrado hoy en los campos de refugiados en Argelia.
En declaraciones a Efe, Taboada calificó de "vergonzosa" la decisión dados los estrechos lazos de España con el pueblo y el conflicto saharaui, y denunció "la contradicción que supone que se preocupe de Venezuela y dé nacionalidad a venezolanos mientras se la niega a saharauis que fueron españoles".

"Hay muchos miles de españoles, hombres y mujeres, preocupados por la muerte de Mohamed Abdelaziz y no hay ningún representante del gobierno español, de la embajada española en Argelia que haya venido a expresar su solidaridad con este pueblo que está sufriendo en estos momentos", afirmó.

"Me parece vergonzoso que no haya ningún representante de la sociedad española, la sociedad española es amiga y solidaria con el pueblo saharaui. Estamos recibiendo a miles y miles de niños y niñas saharauis en las familias españolas este verano", agregó.

Al hilo de este argumento, Taboada insistió en que ante "ese sentimiento de años y años no hay ningún representante de nuestro Gobierno que pueda demostrar ese cariño".

El pasado 31 de mayo, nada más conocer la muerte del líder del Frente Polisario, el Gobierno español lamentó en un comunicado el fallecimiento de Abdelaziz y trasladó sus condolencias a sus familiares y simpatizantes.

El Ejecutivo español recordó también los vínculos históricos y actuales con la población saharaui y reiteró que defiende una solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de las disposiciones conformes con los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas.

En el funeral celebrado hoy participaron embajadores y representantes de varios países, la mayoría de ellos africanos, pero también de naciones latinoamericanas como Cuba o Ecuador, que viajaron hoy a los campos de refugiados para participar en la ceremonia popular de despedida de Abdelaziz, muerto el martes en el exilio tras 35 años al frente de la lucha por la independencia saharaui.

Sí hubo representación de Estados Unidos y de la OU, pero no de los países europeos.

El acto fúnebre comenzó en torno a las 15.00 horas local (14.00 GMT) en el aeropuerto de la ciudad vecina argelina de Tinduf, desde donde las delegaciones y grupos de saharauis acompañarán el féretro hasta la sede de la presidencia en el campamento de refugiados de Rabuni.

Allí fue recibido también por su familia y miembros del Gobierno y la dirección del Frente Polisario y honrado antes de ser trasladado a su jaima en el campo de refugiados de Bujador tras pasar por el resto de los campamentos para que la población le rindiera tributo.

Tras la ceremonia, el cuerpo será trasladado el sábado a las 7.00 de la mañana hora local (6.00 GMT) a la localidad de Bir Lehlou, en las zonas liberadas, cerca del muro de segregación levantado por Marruecos en el desierto y a escasos de la ciudad ocupada de Smara, en la que Abdelaziz nació y a la que nunca pudo regresar