.

Ministro de Asuntos Exteriores marroquí critica a Estados Unidos y alerta sobre una primavera Árabe en Marruecos.


Rabat.

El gobierno marroquí criticó este sábado la posición de Los Estados Unidos de la última resolución de la ONU sobre el Sáhara Occidental, y consideró que ciertas lecturas son "falaces, interesadas y tendenciosas.


En su declaración pronunciada con motivo de la celebración del congreso extraordinario del partido RNI, Salahedine Mezouar, ministro de asuntos exteriores marroquí y Secretario General del RNI, ha criticado la posición de Estados Unidos sobre el conflicto del Sáhara Occidental.

El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos ha evocado “la injerencia de partes internacionales en el conflicto del Sáhara Occidental en torno al derecho de Marruecos sobre su soberanía en el  Sáhara", dijo Mezouar.

"Al colocarlo en un marco geoestratégico", agregando que “algunos, ciegos por la ilusión del liderazgo regional”(en alusión a Argelia) juegan esta carta para “debilitar a Marruecos”, añade Mezouar.

Mezouar dijo también que otros adeptos de “la anarquía creativa” que encendió el Oriente Medio con el pretexto de una “Primavera árabe” intentan ampliar el campo de su teoría para destruir lo que queda de esta zona geográfica refiriéndose aquí al socio americano.

Las declaraciones por parte del ministro marroquí constituían una critica más directa en comparación a las tímidas declaraciones expresadas el 29 de abril tras la resolución que amplia el mandato de la misión de Naciones Unidas, MINURSO.

La resolución plantea expresamente que hay una "necesidad urgente" de que la MINURSO recupere su "plena operatividad" y pide a Ban Ki Moon que, en un plazo de 90 días, informe al Consejo de la evolución de la situación.

"Marruecos lamenta que el Consejo de Seguridad de la ONU que tiene la responsabilidad de la formulación y presentación del primer proyecto de resolución, haya introducido elementos de presión, coacción y debilitamiento”, según un comunicado del gobierno de Marruecos publicado poco después de la adopción de una nueva resolución sobre el Sáhara Occidental por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La Minurso fue creada para supervisar el cumplimiento del alto el fuego acordado entre el Frente Polisario, representante del pueblo saharaui, y Marruecos, la potencia ocupante desde 1975, y la celebración de un referéndum de autodeterminación en el territorio.

Marruecos decidió retirar parte de sus efectivos de la MINURSO en respuesta a la visita de Ban Ki-moon por la región donde utilizó la palabra "ocupación" para referirse al control marroquí sobre la mayor parte del territorio saharaui.