.

Marruecos utiliza el terrorismo como arma para disuadir a la MINURSO.

08-05-2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

Madrid.




Muchas sorpresas marcaron la primera semana después de la resolución estadounidense aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU y que exige el restablecimiento total de la misión de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental, Minurso. El Estado Islámico amenaza con atentar contra la misión.

Desgraciadamente, la censura impuesta a los grandes medios de difusión no permitió que el público occidental fuese informado sobre esos acontecimientos.

Cinco días después de la adopción de la resolución 2285, El Estado Islámico ha lanzado una grabación sonora, difundido por la agencia de Al Jazeera y la agencia española Efe, amenazando con atacar contra la misión de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental, MINURSO.

En la propaganda, difundida el pasado martes por Al Jazeera, los miliciamos (Tawhid Walyihad) amenazaron con atentar contra todas la oficinas de la misión de la ONU y expulsar a los infieles.

Tal y como arroja un documento difundido por El CONFIDENCIAL SAHARAUI hace unos meses, el lugar que había albergado tal reunión entre funcionarios marroquíes y líderes del AQMI, fue en el Hotel Prestige, ubicado en la calle ''Rue Maritime'' en la ciudad mauritana de Nuadibú, donde también se encuentra situado el consulado marroquí.

Históricamente, esta milicia yihadista mantuvo una alianza con Al Qaeda en el Magreb Islámico. Sin embargo, en los últimos meses surgieron dudas respecto de su vigencia. También a la permanencia del grupo como tal.

El archivo desvela que las dos partes acordaron reactivar la actividad terrorista en territorio argelino a través de la financiación y suministro de armas para poner en práctica los planes que comprenden, que son:


- Llevar a cabo actos terroristas en el Sáhara Occidental.

- Proporcionar información sobre cualquier marroquí que se una a la banda terrorista.

- Ataques terroristas en la frontera colindante entre Túnez y Argelia.

- Realizar ataques en suelo libio.

- Facilitar el acceso de terroristas que desean unirse al grupo armado a través de la frontera de Marruecos.

- Proporcionar apoyo armamentístico y logístico.

- Proporcionar información a los líderes terroristas del movimiento.

Estas revelaciones demuestran que el gobierno marroquí tiene relaciones con los líderes de estos movimientos con los que llegaron a un acuerdo para sembrar el terror y reactivar la actividad terrorista en la región, así como en los países del Magreb, como Túnez y Libia.

Pero hasta ahora se trataba de acciones secretas cuya existencia Rabat nunca reconocía mientras estaban teniendo lugar.

En el caso del Sáhara Occidental se ha dado un paso decisivo: el rey de Marruecos ha votado financiamiento y armamento para dos organizaciones que representan a al-Qaeda en el Maghreb islámico. Lo que hasta ahora fue un secreto a voces se ha convertido en la política oficial del país de la represión: el terrorismo.