.

Eurodiputados expresan su preocupación por las continuas violaciones de los DDHH en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.


Bruselas.


Paloma López, eurodiputada de IU, ha denunciado ante la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, la detención “ilegal” y “arbitraria” de los presos políticos saharauis de Gdeim Izik, que actualmente se encuentran en una cárcel marroquí y cuyo estado de salud está muy deteriorado ante la privación de asistencia médica.

En una pregunta parlamentaria escrita, la vicepresidenta del Intergrupo sobre el Sáhara Occidental explica a Mogherini que el estado de salud de los presos políticos saharauis en las prisiones marroquíes “se está deteriorando rápidamente”.

La eurodiputada también señala su preocupación por la represión policial a la que están siendo sometidos los saharauis de las ciudades de el Aaiún y Smara que están llevando a cabo diversas acciones en solidaridad con sus compañeros detenidos.

En relación con este caso, López ha presentado, además, otra pregunta parlamentaria en la que denuncia los abusos cometidos por la Policía marroquí en El Aaiún para disolver una concentración pacífica en memoria de Saika que había sido convocada por la Coordinadora de desempleados saharauis, la Coordinadora de Gdeim Izik y la Coordinadora de Asociaciones de Derechos Humanos Saharauis.

Según la Red saharaui de derechos humanos, decenas de personas resultaron heridas y se desconoce el número de arrestos, por lo que la eurodiputada de IU solicita información a Mogherini.
Paloma López también ha solicitado a la jefa de la diplomacia europea que condene la expulsión de un grupo de diputados gallegos y tomar  medidas para conseguir que los observadores internacionales puedan visitar el Sáhara Occidental.

Asimismo, se interesa por las medidas que pueda poner en marcha la UE “para asegurar que se respete la libertad de los saharauis y el derecho de los presos políticos a una atención legal suficiente y con garantías”, añade Paloma.

Por su parte el eurodiputado español, Jordi Sebastià, ha denunciado ante la jefa de la diplomacia europea sobre las violaciones de los derechos humanos en Marruecos, incluyendo las manifestaciones pacíficas de profesores en práctica "violentamente reprimidas" por las fuerzas de la orden