.

El pueblo saharaui gana su primera batalla en la ONU.


Nueva York.



El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este viernes la ampliación durante un año más del mandato de la Misión para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) y ha exigido la restauración "urgente" de su plena capacidad, después de que Marruecos procediera el mes pasado a expulsar al personal civil.

La batalla en los pasillos de la ONU no ha sido tan fácil, según confirmó el representante saharaui en la ONU, Bujari Ahmed, para conseguir llegar a este punto ha durado años. ''Muchos gobiernos cuestionaban el derecho del Frente Polisario a defenderse ante el alto organismo mundial.''


La resolución
2285 plantea expresamente que hay una "necesidad urgente" de que la MINURSO recupere su "plena operatividad" y pide a Ban Ki Moon que, en un plazo de 90 días, informe al Consejo de la evolución de la situación.

''El Frente Polisario no descarta una solución armada para el Sáhara Occidental, "El Consejo de Seguridad debía asegurarse que no se daba ningún indicio de un conflicto bélico en la región'', dijo Bujari.

La resolución ha sido aprobada por diez votos a favor, tres abstenciones y dos votos en contra, es la primera vez desde la firma del alto el fuego que se amplia el mandato de la MINURSO sin unanimidad, es decir, que estamos ante un nuevo escenario en la resolución del conflicto y por lo tanto, una solución que no favorece a Marruecos.