.

Marruecos dice que su actuación con los cinco españoles expulsados es justa.

España, 08-04-2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

Madrid.


El régimen de Marruecos ha defendido hoy su actuación con los cinco españoles expulsados del país por apoyar a presos saharauis y los ha acusado de pretender "crear disturbios y atentar contra el orden público".

Marruecos
expulsó ayer a cinco españoles, dos franceses y un belga que habían llegado a Rabat para solidarizarse con los presos políticos saharauis encarcelados por Marruecos y que están en huelga de hambre desde el pasado 1 de marzo.

En un comunicado oficial remitido por la embajada de Mrruecos en Madrid, el régimen de Marruecos sostiene que los juristas europeos actuaron "en violación de las leyes vigentes de Marruecos" y "pretendían intervenir, como si fueran los amos, en un país que, algunos parecen olvidar, es independiente y soberano", según el comunicado difundido por Europs Press.

El comunicado dice que los encarcelados del campamento "de Gdaim Izik" han sido condenados por los "crímenes de constitución de bandas criminales, violencia contra las fuerzas del orden con resultados de muerte con premeditación y mutilación de cadáveres". según el régimen de Mohamed VI.

Por otra parte el Ministerio de Exteriores español pidió ayer explicaciones a la embajada de Marruecos en Madrid por la expulsión de los cinco españoles.

Los trece presos del "de Gdaim Izik", del campamento de la dignidad de Gdeim Izik en las afueras de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, que en 2011 fue escenario de violentos disturbios marroquíes, se habían declarado en huelga de hambre para exigir un nuevo juicio por considerar que el anterior, celebrado en 2013 en un Tribunal Militar marroquí y que los condenó a penas de entre 25 años y la perpetuidad, había carecido de todas las garantías jurídicas.

El grupo ya había suspendido temporalmente su huelga de hambre tras 37 días.