.

El Secretario General de la ONU presenta su informe anual sobre el Sáhara Occidental.


Nueva York.



El informe anual del Secretario General sobre la situación en el Sáhara Occidental fue presentado esta madrugada, 19 de abril de 2016, al Consejo. Después de intensas deliberaciones y discusiones, el Consejo de Seguridad estudiará la nueva resolución que extiende el mandato de la MINURSO por un año sin introducir cambios substanciales.

En los meses previos a la presentación de dicho informe, hubo una serie de acontecimientos y acciones protagonizadas por las
partes y/o sus aliados, dirigidas a intentar influir inicialmente al SG, y posteriormente al Consejo de Seguridad.

Se espera que en la la próxima semana el Consejo de Seguridad se pronuncie  sobre una resolución que prorroga la estancia en el terreno de la MINURSO. Según varias fuentes diplomáticas, el actual borrador tampoco incluye ninguna mención sobre la posible vigilancia en materia de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos.

Ban abordará el informe en una reunión con el Consejo de Seguridad de la ONU en una sesión a puerta cerrada y posteriormente comparecerá ante la prensa.

En su informe, el secretario general se limita a señalar la importancia de mejorar la situación de los derechos humanos en la zona y en los campamentos de Tinduf y pide a las partes colaborar con la comunidad internacional para ello.

En el plano político, el máximo órgano de decisión de la ONU urgió a Marruecos y a los saharauis a retomar las negociaciones "sin condiciones previas y de buena fe" con el fin de lograr una "solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que prevea la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental".

Según el informe, "la consolidación del statu quo no es aceptable", por lo que llama a "poner fin a la actual situación de estancamiento y desoye la petición de la Unión Africana y diferentes organizaciones internacionales para incorporar la vigilancia de los derechos humanos al mandato de la Minurso, a lo que Marruecos se opene.

El informe también culpa al gobierno de Marruecos sobre el uso desproporcionado de la fuerza para reprimir a la población saharaui. Ban Ki-moon reprocha a Mohammed VI y a su gobierno su falta de cooperación y su mala fe en relación con el respeto de los mecanismos de las Naciones Unidas para la protección de los Derechos Humanos. También critica severamente la explotación ilegal de los recursos naturales en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

El gobierno saharaui y el Frente POLISARIO ya han hecho “un llamamiento urgente al Secretario General, en una carta escrita del presidente señor Mohamed Abdelaziz, a presionar a Marruecos para que respete la legalidad internacional y cumpla con sus compromisos firmados como parte del plan de paz de 1991”.

Todo hace temer que se reanuden las hostilidades, idea con la que el Frente Polisario ha amenazado en varias ocasiones debido al punto muerto en que se encuentran las negociaciones desde hace años. El riesgo existe.