.

El ministro de Defensa saharaui; el ejército está dispuesto a enfrentarse a Marruecos.

09-04-2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

Chahih Al-Hafed.



El Estado Mayor del Ejército de Liberación Popular Saharaui se ha reunido ayer, Viernes, en Chahid Al-Hafed “para elevar el nivel de preparación, disposición y capacidad de combate para hacer frente a cualquier tipo de eventualidades y amenazas”.

El ejército saharaui está “preparado para el combate”, afirma el ministro de defensa saharaui.

Abdalahi Lehbib, ministro de defensa saharaui, no ha especificado cuántos combatientes ni el arsenal militar que tienen las fuerzas armadas saharauis, sin embargo ha afirmado que están "preparada para el combate".

"Ejército tenemos, No nos faltan soldados y medios también tenemos. Volver a la guerra no es una dificultad para nosotros", ha subrayado el ministro de la defensa saharaui.

Un número muy elevado de las tropas de la República Saharaui está desplegado en el Sáhara Occidental, en las regiones controladas por el ejército saharaui, de la otra parte por un muro de más de 2.000 kilómetros que levantó Marruecos en la década de los 80 para dividir la población saharaui.

El ministro de la defensa de la República Árabe Democrática Saharaui (RASD), Abdalahi Lehbib, ha dado este comunicado el viernes en un encuentro con el Consejo Nacional saharaui, ''solo la vuelta a las armas, haría que Marruecos cediera en sus exigencias y cumpliese con las resoluciones internacionales'', añade señor Lehbib.

El gobierno saharaui ha pedido la intervención urgente del Consejo de Seguridad “para poner fin a la actual escalada de Marruecos para socavar legitimidad internacional” y “proteger la legitimidad internacional y los esfuerzos de la ONU a encontrar una solución política que garantice el derecho del pueblo saharaui a la libre determinación”.

Por otra parte el ministro del interior saharaui presentó su informe sobre la situación en los territorios liberados, Este informe es el resultado de la puesta en marcha, de hace dos semanas, de una serie de medidas que, según ha señalado el ministro, "han permitido poner de relieve la amenaza en los territorios liberados y campamentos de refugiados saharauis, concienciar a la sociedad en general y a los soldados en particular.