.

El ejército saharaui inicia hoy maniobras militares frente a un posible ataque marroquí.


Miyek, Sáhara Occidental.

La Fuerza terrestre del Ejército de la República árabe saharaui democrática inicia hoy una maniobra militar para mostrar el poderío del país africano en el sector de defensa terrestre y aérea.



Las  maniobras durarán dos días y contarán con unidades de combate de la infantería, artillería, unidades de apoyo, defensa aérea, ingeniería y unidades de suministro de la armada.

Estos ejercicios conllevan también el mensaje de seguridad, estabilidad, amistad y paz duradera en los territorios liberados del Sáhara Occidental y a los países de la región.

Varios tipos de vehículos militares, incluidos de combate, tanques de guerra, de carga, y vehículos especiales de reconocimiento, se utilizan en estos ejercicios que se desarrollan hoy y mañana en la tercera  región militar junto con la primera y séptima región del ejército saharaui.

En las maniobras utilizarán blindados BMP1 y BMP2, artillería pesada como el howitzer 2A18 122 mm o el legendario lanzamisiles ruso Katyusha, y B-MB (tanque de carga con lanzador).

En estas maniobras, las Fuerzas saharauis se disponen a realizar misiones de reconocimiento, transferencia de datos y ensayos tácticos en el ámbito de la defensa militar.

Las operaciones se llevan a cabo en tres fases sobre una superficie de 1200( 30Kmx40Km) kilómetros cuadrados:
- La primera, incluye tareas de reconocimiento, recogimiento y transmisión de datos; - La segunda, consiste en atacar los objetivos reconocidos, -La tercera tendrá un enfoque de defensa.

Los ejercicios tienen como principal objetivo mejorar las habilidades de los combatientes y comandantes, actualizar los sistemas y poner a prueba los diferentes logros defensivos con el fin de mostrar la capacidad militar del ejército popular saharaui( ELPS) frente a cualquier eventualidad.

El pasado 25 de marzo, la Fuerza Aérea del Ejército saharaui (Segunda región militar-Tifariti) llevó a cabo con éxito una operación de guerra aérea y otra de prueba de diferentes tipos de sistemas de comunicación y radares con misil Sam-7 con capacidad de destruir cualquier objeto enemigo, como parte de la gran maniobra desarrollada en los territorios liberados del Sáhara Occidental , tras la expulsión por Marruecos del componente del personal civil de la MINURSO.