.

Amnistía Internacional pide a Marruecos nuevo juicio para los presos políticos saharauis en huelga hambre.



Rabat, EFE .

Amnistía Internacional pidió ayer al régimen de Marruecos que libere o garantice un nuevo juicio a los trece presos saharauis que están en huelga de hambre desde el 1 de marzo en la prisión de Salé, según la agencia española Efe.

La huelga de hambre la protagonizan trece de los condenados en 2013 a penas de entre 25 años de cárcel y cadena perpetua por los sucesos de Gdaim Izik, el campamento que en 2011 se erigió a las afueras de El Rabat y cuyo desmantelamiento terminó en tragedia, con la muerte violenta de civiles saharauis.

Amnistía recuerda que su juicio en un tribunal militar fue "groseramente injusto", y lamenta que la reforma marroquí de la justicia militar en 2015, que puso fin al procesamiento de civiles, no haya tenido efectos retroactivos sobre los ya condenados.

Más allá del fondo de los hechos, Amnistía recalca que los presos saharauis se encuentran a 1.100 kilómetros de sus hogares y que sus condiciones físicas se han deteriorado con pérdida de peso, fatiga extrema, dolores de cabeza y estómago y desvanecimientos.

El juicio de Gdaim Izik, que contó con numerosos observadores y periodistas, fue muy criticado tras su veredicto, pues la mayor parte de abogados presentes (incluso los contrarios a la causa saharaui) consideraron que los saharauis fueron condenados sin pruebas que los vinculasen con los asesinatos.

Por ello, Amnistía pide a sus socios y simpatizantes que escriban cartas al ministerio marroquí de Justicia y a la administración penitenciaria para pedirles que garantice a los huelguistas atención médica urgente, que investigue las denuncias de torturas y malos tratos y que, en último término, organicen un nuevo juicio.