.

Presidente del gobierno de Marruecos "Estamos dispuestos a reanudar la guerra para defender la soberanía de Marruecos".

Rabat. - 13/03/2016. - El Confidencial Saharaui.

"Estamos dispuestos a reanudar la guera para defender la soberanía de Marruecos".

Esas fueron las palabras que dijo el jefe de gobierno, Benkiran, el 12 de Marzo, durante una sesión especial del Parlamento marroquí sobre la reciente visita de Ban Ki-Moon en el Sáhara Occidental.

Parece que la visita de Ban Ki-moon al Sáhara Occidental ha causado estragos en las autoridades marroquíes y amenazan con volver a las armas. Esta es la muestra de respeto hacia el Derecho Internacional y a la ONU que tiene el régimen de Marruecos, cuando no se reconoce su no soberanía en el Sáhara Occidental.

Ambas cámaras del Parlamento organizaron el sábado 12 de Marzo una reunión especial sobre "los últimos avances de la causa nacional" en presencia del presidente de gobierno y varios de sus ministros. En su discurso, el presidente volvió a la evolución de la cuestión del Sahara y expresó su descontento hacia Ban Ki-Moon. "Ban Ki-Moon, ha abandonado la imparcialidad y la objetividad en su visita a Bir Lehlu, a través de sus declaraciones y gestos simbólicos", dijo el presidente en el Parlamento. Benkiran cree que la visita de Ban Ki-moon ''es una violación a la soberanía de Marruecos''

Los grupos parlamentarios también intervinieron en la misma línea que el jefe de gobierno. Hamdi Uld Rachid del partido Istiqlal que preside la región ocupada de El Aaiún llegó a decir "retomaremos las armas para defender la integridad territorial de Marruecos si es necesario" .

Por su parte, Salaheddine Mezouar, M
inistro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, de acuerdo con la MAPhabló el 12 de marzo en el Parlamento y dijo "Lo que pasó vulnera el principio de imparcialidad de las Naciones Unidas y el derecho internacional, y tiene implicaciones para la posición de Marruecos", olvidando que la ONU no reconoce la soberanía que cree Marruecos tener sobre el Sáhara Occidental. Terminó recalcando que "El SG de la ONU ha usado palabras graves sin ninguna base legal o política, llamando a la recuperación por parte de Marruecos de su territorio de una ocupación".