.

El Polisario pide a los inversores del Golfo renunciar a sus proyectos de inversión en el Sáhara ocupado.



Chahid El Hafed.




El Frente Polisario, el único representante legítimo del pueblo saharaui, ha pedido a los inversores árabes de los países del Golfo Pérsico que deben inmediatamente abandonar los proyectos de inversión que pretenden llevar a cabo en el Sáhara Occidental ocupado, que
 sigue siendo un territorio pendiente de descolonización. Jamás se ha reconocido a Marruecos como potencia administradora.

El Tribunal Internacional de la Haya también se pronunció al respecto del conflicto concluyendo que no existe "ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sáhara Occidental y el reino de Marruecos".

Por otra parte, el régimen de Marruecos ha solicitado a los países petroleros del Golfo Pérsico que vayan más allá del apoyo político a su país en el conflicto del Sáhara Occidental ocupado y que inviertan en ese territorio en disputa, que para la ONU es un territorio colonizado.

El único país del golfo que hasta el momento ha respondido positivamente a esta solicitud marroquí es Qatar, cuya compañía estatal Qatar Petroleum anunció en el pasado Febrero que compraba la compañía el 30% de 
Chevron, una licencia de prospección petrolera en las aguas saharauis frente a Tarfaya y el Aaiún, también Arabia Saudita, según anunció su embajador en Marruecos la semana pasada.

Los países del Consejo de Cooperación del Golfo firmaron con Marruecos en 2011, en plena primavera árabe, un acuerdo de asociación estratégica por el que se comprometían a financiar a Marruecos proyectos por valor de 1.000 millones de dólares anuales entre 2012 y 2016, según un informe emitido por la agencia española EFE.