.

El Consejo de Seguridad lanza un comunicado oficial y espera que Marruecos se pronuncie.

28-03-2016 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.


En unas declaraciones del portavoz de Ban Ki-moon, Stéphane Dujarric, dijo que Ban, al momento de pronunciar la palabra ocupación en su última gira por el Sáhara Occidental, no fue de mala intención, sino quiso expresar lo que pensaba personalmente.

Dujarric reiteró también que el papel que desempeña la ONU es buscar una solución política que permita la autodeterminación del pueblo saharaui, y lograr una salida pacífica y mutuamente aceptable por las dos partes involucradas en el conflicto,  El Frente Polisario y Marruecos.
El Consejo de Seguridad está esperando una respuesta por parte de Marruecos.

El comunicado del Consejo de Seguridad, es especialmente menos contundente y de tono bajo que otros comunicados. Varios observadores consideran las declaraciones de Dujarric como disculpas por parte de Ban Ki-moon.

EL COMUNICADO:

''En primer lugar, todo lo que he dicho o hecho durante el transcurso de mi viaje no estaba destinado a ofender o expresar hostilidad hacia Marruecos, un valioso miembro de Naciones Unidas.

En segundo lugar, el no tiene que  tomar partido e imponer soluciones, ni él ni su Enviado Personal. Nuestra solución es un proceso de negociación basado en los principios de las Naciones Unidas y las resoluciones del Consejo de Seguridad. Instamos a las dos partes a negociar sin previas condiciones y de buena fe para lograr una solución política mutuamente aceptable que prevea la libre autodeterminación del pueblo saharaui, tal y como el Consejo pide.

En tercer lugar, la posición de las Naciones Unidas no ha cambiado. Nada de lo que hizo o dijo el Secretario General en su viaje a África indica un cambio en el enfoque de la organización sobre el Asunto del Sáhara Occidental.

Por último, hay que entender las circunstancias en las que el Secretario General hizo uso de la palabra ''ocupación''. Lo usó una vez en respuesta a una pregunta en rueda de prensa señalando las duras condiciones en los que habían estado viviendo los hombres, mujeres y niños durante décadas. El uso de este término no fue una acción deliberada o planeada. Fue una reacción personal repentina.

Lamentamos el malentendido y las consecuencias que provocó la expresión. El motivo del viaje del Secretario General era especialmente lograr una forma mutuamente aceptable para poner fin al sufrimiento de los refugiados.''