.

Ban Ki-moon ''Si Marruecos sigue negándose a entablar negociaciones, sería necesario aplicar el Plan de solución de 1991.''

Chahid Al Hafed. - 7/03/2016 - El Confidencial Saharaui.



El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, estuvo el fin de semana pasado en el Sáhara Occidental, concretamente el sábado 5 de Marzo, para la primera visita de su mandato. 

El viaje se produce en un momento de crisis para las conversaciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental tras la negativa plausible de Marruecos en los últimos tres años de participar en cualquier tipo de negociación directa, también se negaron a recibir al Secretario General de la ONU aprovechando su actual visita a la región. A esto se le suma el asesinato la semana pasada de un civil saharaui en la zona de desmilitarizada a lo largo del muro que divide la población saharaui y cerca de terrenos minados. 



Ban Ki-moon, reconoció que la situación actual es inaceptable. Su visita ofrece una oportunidad real para reanudar de nuevo las negociaciones entre el Frente Polisario y el régimen de Marruecos, y poder cumplir con el mandato que se le ha ordenado desde el Consejo de Seguridad, que es dar una solución que respete la libre determinación del pueblo saharaui. El Polisario ha reiterado y dejado claro su compromiso de participar en las negociaciones como un socio capaz y responsable de la paz cada vez que se le dé la oportunidad. En cambio Marruecos, siempre lanza misivas.


Durante la visita, el presidente del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz declaró que: 

"El excelentísimo Señor Ban Ki-moon ver por sí mismo el dolor y el sufrimiento de un pueblo abandonado en el desierto por el fracaso de la comunidad internacional para poner en práctica un plan de solución pactado por las dos partes, y aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU. Ya es suficiente. La paciencia del pueblo saharaui ya se ha agotado'' El presidente Abdelaziz añadió ''La ONU ha perdido su camino en el Sahara Occidental."



En unas palabras de Ban, dijo: ''No debemos olvidar la tragedia que viven los saharauis, si Marruecos continua negándose a entablar negociaciones directas, sería necesario comunicar al Consejo de Seguridad de la ONU que se movilice para aplicar de manera expeditiva el Plan de Solución de 1991 previamente acordado por ambas partes, y volver a iniciar los preparativos para un referéndum de autodeterminación.''

El hecho de no hacerlo no sólo sería una traición al pueblo saharaui, sino que también demostrará graves lagunas en la búsqueda de la paz y la seguridad en la región del Magreb por parte de la ONU.