.

Ban Ki-moon mantendrá su postura sobre el Sáhara a pesar de las protestas en Marruecos.


15-03-2016-  EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.


Naciones Unidas.





El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, defendió sus gestiones para tratar de lograr una solución pacífica y mutuamente aceptable al conflicto del Sáhara Occidental y dijo que continuará trabajando en la misma línea pese a las protestas y manifestaciones organizadas y facilitadas por el régimen de Marruecos en su contra.

Decenas de miles de personas se manifestaron el pasado domingo en Rabat contra Ban Ki moon por su reciente viaje al Sáhara Occidental, una protesta facilitada por el Gobierno marroquí, que ha calificado de "insultantes" las declaraciones de moon.

El secretario general de la ONU, BanKi-moon, dejó ayer claro a Marruecos su "profunda decepción e indignación"por la manifestación convocada el pasado domingo en Rabat que consideró un "ataque" a su persona y a la comunidad internacional.

La posición fue expresada por el mismo Ban ki moon en una reunión este Lunes con el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, SalahedinMezuar, en la que se analizaron temas vinculados con el conflicto del Sáhara Occidental.


A través de su portavoz, Stéphane Dujarric, el jefe de la ONU recordó también que "ha estado y continúa actuando de acuerdo con el mandato del Consejo de Seguridad para facilitar negociaciones" sobre el conflicto.


Sin embargo, Ban "continúa creyendo que tras 40 años es importante resolver esta larga disputa y abrir el camino al regreso de los saharauis refugiados a sus hogares", añadió.

Ban presentará a principios de abril al Consejo de Seguridad su informe anual sobre la situación del Sáhara Occidental, que se espera con expectación tras el llamamiento que hizo el pasado noviembre a retomar las negociaciones tras años de bloqueo, subaraya el comunicado.

Frente a la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Rabat rechaza cualquier opción que no sea la autonomía, lo que impide el más mínimo acercamiento con el Frente Polisario, que exige el referéndum de autodeterminación acordado en el plan de paz auspiciado por Naciones Unidas.