.

Sarkozy, imputado por financiación ilegal de su campaña de 2012.


París.


La justicia francesa presentó este martes cargos preliminares contra el expresidente francés Nicolas Sarkozy por sospecha de sobregasto en su fallida campaña de reelección de 2012, siendo su problema jurídico más reciente antes de un nuevo intento por llegar a la Presidencia el próximo año.

Sarkozy, ahora el principal líder opositor en Francia, fue interrogado el martes por jueces que investigan el sistema de facturación que presuntamente utilizaron su partido y una compañía llamada Bygmalion para ocultar un sobregasto no autorizado.

Su partido se llamaba entonces Unión por un Movimiento Popular (UMP) pero cambió a Los Republicanos.
La fiscalía de París dijo que el martes presentó cargos preliminares de presunto financiamiento ilegal de campaña contra Sarkozy, y podría posteriormente enfrentar cargos por fraude. Los cargos preliminares significan que magistrados tienen razones fuertes para creer que se cometió un delito, pero les proporcionan más tiempo para investigar antes de decidir si envían a los sospechosos a juicio.