.

La bandera de la república saharauis en las instituciones españolas el 27 de Febrero.


Por periodistas en español.

El 27 de febrero de 2016 se cumple el 40º aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).


Por este motivo, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el pueblo saharaui (CEAS-Sáhara) y la delegación en España del Frente Polisario que desde hace escasas semanas dirige una mujer, Jira Buhali- lanza la propuesta para que en el conjunto de las instituciones (Ayuntamientos, Diputaciones, Gobiernos autonómicos...) ondee durante ese día la bandera saharaui, como muestra de solidaridad hacia el pueblo saharaui.
En España, numerosos Ayuntamientos ya han izado en un pasado la bandera saharaui, en especial en verano, cuando llegan niños del programa ‘Vacaciones en paz’. Se pueden citar de esa larga lista, desde pequeños municipios de Sevilla como Llanes, Ermua, La Rinconada, Carmona, Colindres, Lebrija hasta capitales como San Sebastián –con el alcalde socialista Odón Elorza y con el de Bildu, Juan Carlos Izaguirre-, Bilbao y recientemente Zaragoza.

La RASD tiene un espacio físico, que supone el 20 % del actual territorio del Sáhara, siendo Tifariti la mayor localidad de las siete que controlan donde quieren instalar su Parlamento y una Universidad. Está reconocida por más de 80 países y tiene embajada abierta en 17 de ellos.

Según la última encuesta del Instituto Elcano de abril de 2015 donde se preguntaba por la posición de España respecto al conflicto del Sáhara, un 58 % manifestaba apoyar la independencia, un 15 % que sea una región de Marruecos y un 27 % no sabe/ no contesta.

Esta petición de izar la bandera saharaui coincide con la reciente pregunta del eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, a la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, la italiana Federica Mogherini, el pasado día 8 de febrero por las iniciativas del Ejecutivo comunitario para que se llevara a cabo el referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui previsto por la resolución 690 de la ONU de 1991.