.

La juventud saharaui y la regeneración fracasada.

Escrito por: Mohamed Salek Salem.
Lo que expongo aquí no tiene otra intención más que la de aportar una crítica constructiva frente a la impunidad política de algunos cavernícolas del poder dentro de las instituciones saharauis.
Después de celebrarse el Décimo Cuarto Congreso del Frente Polisario, en el que pese a quien pese notoriamente ha sido una demostración de los avances democráticos y la disposición de los máximos mandatarios a aceptar las nuevas fórmulas y propuestas de saneamiento democrático dentro de una institución que en pocos años ha celebrado muchos más congresos que otros internacionalmente conocidos partidos, por ejemplo el Partido Comunista Cubano. Lo cual evidencia un buen síntoma de salud democrática.
Los hechos que me han llevado a escribir este artículo, son la pretensión de visibilizar la indignación de jóvenes y no tan jóvenes, que propios y extraños se quiten los antifaces y si aún sienten y padecen de su propia patria hagan lo mejor para ésta, su pueblo y sus nuevas generaciones y más importante aún, su propia causa.
Nos ceñiremos a las últimas modificaciones en el Ministerio de Salud ya que ahí, en sanidad es donde encontramos el mayor número de jóvenes saharauis formados en ese ámbito y sin embargo está dirigido por un ministro que no tiene ningún conocimiento formal en salud, Mohamed Lamin Dedi y acaba de sacarse de la manga un nuevo puesto para un viejo amigo, Mulay Hassan Lebsir nombrándole Responsable de Salud a Nivel de España. Éste último que llevaba tiempo acomodado en el extranjero como encargado de una casa de enfermos en Asturias con su familia y cercanos que fue trayendo y con los que formó una asociación tribalista llamada Amigos y Familiares de Basiri y como niño enrabietado esperando su ascenso haciendo una medida de presión que parece ha funcionado. Éste personaje junto con el primero, ambos sobrepasan la edad de jubilación y son el ejemplo claro de que la regeneración ha fracasado, que no sólo en los territorios controlados por el Polisario, si no que ahora vemos que se va expandiendo hacia la diáspora como para reforzar su bienestar y que se mantengan un reparto de poder que sin concretar en más detalles, muchos ya sabemos que es absolutamente sectario y no obedece a razones de capacidades políticas y menos de méritos educativos.
''Hoy la juventud saharaui es meramente observadora de todo lo que sucede y el gran problema recae sobre quienes pesa la responsabilidad de actuar de manera ejemplar y modélica, parecen cegados por el poder y por su propia avaricia, pero alguna vez, solo alguna, deben olvidar que la juventud puede dejar pasar algunas cosas pero es la innegable dueña del futuro, quizás eso no lo olviden.''


Mohamed Lamin Dadi reunido son el Fiscal de Murcia, Manuel Campos.