.

El vehículo de Mohamed VI atropella a una mujer en El Aaiún y los sanitarios marroquíes niegan tratarle.

El Aaiún. - 6/02/2016 - El Confidencial Saharaui.

Un coche de la guardia de Mohamed VI atropelló a una mujer saharaui de 21 años, cuando ésta intentaba entregarle una carta a su llegada a El Aaiún.

Tras hacer el rezo del viernes en el barrio de A'rraha, el automóvil que llevaba a Mohamed VI de vuelta a El Aaiún, justamente en la entrada a la ciudad, en la Avenida Smara, frente al supermercado WANI, el coche, un BMW 320d negro alcanzó a una chica saharaui tras cruzar el vehículo.

La chica fue golpeada por brutalmente por la parte delantera del vehículo de los guardias de Mohamed VI, que llegaban a gran velocidad. El cuerpo de la mujer se dejó tirado en la carretera inconsciente y con varias heridas abiertas sangrando en el asfalto. Mohamed VI y sus coches no se inmutaron y siguieron su camino. En el vídeo de abajo se pueden apreciar todos los hechos.


Los servicios sanitarios marroquíes se negaron a socorrer a la chica saharaui y las fuerzas policiales impidieron el paso a cualquier saharaui que iba a auxiliarla.

Aproximadamente, media hora después de los sucesos, llegó una mujer a levantar la chica para poder trasladarla a un hospital, pero las fuerzas de seguridad marroquíes prohibieron a la mujer saharaui a trasladar la joven para salvar su vida.

Tras una hora, finalmente, las fuerzas marroquíes cedieron y permitieron trasladarla a un hospital en la ciudad ocupada de El Aaiún y hasta el momento se desconoce su estado de salud, aunque fuentes cercanas a la familia revelaron que la chica falleció una hora más tarde, debido a una hemorragia cuando se encontraba aún tirada en la carretera.

Por su parte el jefe de los guardias reales, habla de un fracaso de su equipo al no poder retener los independendentistas saharaui al no manifestar respeto en presencia del tirano Mohamed VI.

FOTOS CEDIDAS:

Momento en el que la mujer es arrollada.

Una saharaui le auxilia.


Cuerpo de la mujer abandonado en el asfalto.
Las personas no pueden hacer nada,