.

El presidente de AFAPREDESA acusa a Rabat de querer provocar una guerra en el Sáhara Occidental.

Campamentos de refugiados. - 29/02/2016 - El Confidencial Saharaui.

Varios grupos en defensa de los derechos humanos saharauis acusaron hoy al régimen marroquí de querer resurgir la guerra con el Frente Polisario con el asesinato del pasado domingo de un pastor saharaui cerca del muro de la vergüenza. Una clara violación al tratado del alto el fuego firmado en 1991.


Según declaraciones a EFE, el presidente de AFAPREDESA, Abdeslam Omar Lahsen, dijo que la finalidad de tal acto es la de impedir que el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon visite la zona el próximo sábado.
"Es un incidente muy grave. Es la primera vez que ha habido una violación tan grave del alto el fuego existente desde 1991. Han asesinado a un civil en la zona desmilitarizada sin que hubiera provocación de los nómadas que buscan sus rebaños", recalcó.


"Es un caso que nos preocupa y en el que Marruecos debe de asumir toda la responsabilidad de las consecuencias que pueda tener'' subrayó Lahsen.

Omar también advirtió que la consecuencia más peligrosa que pueda salir de este acto es la de la guerra entre en Frente Polisario y Marruecos, que es lo que quiere el régimen marroquí, señaló.

"Para nosotros, las cosas son claras, Marruecos siempre ha estado buscando que la guerra vuelva", añadió.

"De hecho, Marruecos está desafiando a Naciones Unidas impidiendo incluso que Ban Ki-moon viaje a los territorios liberados. Nosotros creemos que hay una conexión en todos estos hechos, una provocación intencionada para intentar que el Polisario responda con las armas y entrar así en una situación bélica y justificar que el proceso de paz no es válido", concluyó el activista saharaui.